Secciones
×

Síguenos en

PNC reporta 12 homicidios entre el domingo y ayer

Motorista de microbús de la ruta 42-B y el sobrino de un alcalde también fueron asesinados

Un hombre observa la escena donde ayer asesinaron a dos hombres en un cantón de Ilobasco. Foto EDH / Marlon Hernández
Un hombre observa la escena donde ayer asesinaron a dos hombres en un cantón de Ilobasco. Foto EDH / Marlon Hernández

Por Jorge Beltrán Luna Diana Escalante Lilibeth Sánchez sucesos@eldiariodehoy.com

Jul 29, 2013- 19:55

En menos de 24 horas, cinco personas vinculadas a pandillas por las autoridades fueron asesinadas entre el domingo y la mañana de ayer, en Ilobasco, Cabañas, aseguró un oficial de la Policía Nacional Civil (PNC) de esa localidad.

Dos de esos homicidios ocurrieron ayer en el cantón Santa Cruz La Milagrosa, un caserío del cantón San Francisco Iraheta. Las víctimas fueron identificadas por sus parientes como Éver Antonio Martínez Zepeda, de 24 años, alias El Diablo, y Manuel de Jesús Barrera Zepeda, de 29, alias Tingo.

Con los dos homicidios de ayer, suman 24 las personas asesinadas en Ilobasco, en lo que va del año, afirmó el oficial de la Policía.

El doble crimen fue cometido a las 10:50 de la mañana, cuando varios hombres armados, supuestamente miembros de la Mara Salvatrucha, interceptaron el camión placas C-112-267, que transportaba gente hacia Ilobasco.

Los dos hombres, primos entre sí, viajaban como pasajeros, indicaron testigos a los policías que se apersonaron al lugar. Uno de ellos iba a traer a su mujer al hospital de Ilobasco, donde el sábado había dado a luz a su segundo hijo.

Parientes de los dos fallecidos negaron que pertenecieran a pandillas, sin embargo, según la PNC, el cuerpo de Barrera Zepeda (El Diablo) presentaba tatuajes en el abdomen, alusivos a la pandilla 18.

Hacía dos semanas que este hombre había sido detenido por el delito de portación ilegal de armas de fuego: le decomisaron una pistola 9 milímetros y una subametralladora del tipo UZI, indicó el oficial de la PNC de Ilobasco.

Pese a que la Fiscalía presentó las dos armas como pruebas, un juez dejó en libertad a El Diablo, quien, según la PNC, trabajaba como “guardaespaldas” de su tío, un ganadero identificado como José Milagro Zepeda Morales, asesinado por supuestos pandilleros de la Mara Salvatrucha el 15 de junio anterior, en el caserío Santa Cruz La Milagrosa, cuando se dirigía a ordeñar en un establo de su propiedad.

En esa ocasión, el Diablo acompañaba al ganadero, pero no pudo evitar el asesinato de su tío y patrón.

Según la PNC, El Diablo había visto a quienes mataron al ganadero, y lo anterior les hace sospechar que además de las rencillas entre pandillas, los asesinos también querían eliminarlo como testigo.

Tres homicidios el domingo

El mismo oficial de la PNC de Ilobasco afirmó también que el domingo, en el cantón Azacualpa, un presunto miembro de la Mara Salvatrucha fue asesinado por pandilleros de la 18.

Mientras tanto, en el lugar conocido como El Tiangue, un supuesto pandillero de la 18, perteneciente a la corriente Sureña, fue asesinado, supuestamente por sus mismos compinches por sospechas de que se quería pasar a la corriente revolucionaria de la misma pandilla.

El mismo domingo, una joven de aproximadamente 17 años, identificada solo con el sobrenombre de Pelusa, fue asesinada en la colonia La Calavera, siempre en Ilobasco.

Aunque no tenía registros delincuenciales en la PNC, un oficial dijo que había llegado a esa colonia desde hacía varios días y que la gente la señalaba de andar con miembros de la pandilla Dieciocho de esa colonia.

Hallan muerto a sobrino de alcalde

En otro hecho ocurrido el domingo anterior, Francisco Alberto Calles Hernández, de 25 años, fue encontrado muerto el pasado domingo en la ciudad de Concepción Quezaltepeque, Chalatenango.

Calles Hernández era sobrino del alcalde de esa localidad, según confirmó su secretaria municipal, a través de quien se intentó contactar al edil.

De acuerdo con residentes en Concepción Quezaltepeque, Calles Hernández fue, aparentemente, lanzado desde un puente por dos personas que ya están capturadas como sospechosas del asesinato, a quienes fuentes policiales identificaron solo como Fredy Manzano e Iliana Castillo.

Ambos sospechosos fueron vistos la víspera del domingo, consumiendo bebidas alcohólicas con la víctima, quien a la vez era empleado de Manzano, aseguraron fuentes policiales.

Rencillas en ataque contra motorista

Carlos Aparicio Figueroa Nuñez, de 39 años, fue asesinado a balazos ayer cuando manejaba un microbús de la Ruta 42B, en la Alameda Manuel Enrique Araujo.

La víctima llevaba pasajeros hacia Santa Tecla y cuando hizo una parada frente al exedificio de canal 4 un vehículo particular se le puso a la par y desde ahí le dispararon varias, veces, según explicó un jefe policial.

Un compañero de trabajo de Aparicio que manejaba un microbús en el carril contrario intentó auxiliarlo llevándolo al hospital Rosales, pero murió en el trayecto.

La principal hipótesis de las autoridades es que el ataque, registrado a las 11:30 de la mañana, se habría debido a rencillas personales, porque los homicidas siguieron al hombre y sólo atentaron contra él.

Empresarios de la ruta descartaron que el asesinato haya tenido relación con el cobro de las extorsiones, porque aseguraron que están entregando el dinero puntual.

En otro hecho, el cobrador de una ruta de buses, quien no fue identificado, fue herido de bala en la zona conocida como Ciriloco, del municipio de Conchagua, en La Unión.

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades no revelaban más información en torno a este atentado.

Mientras que en el hospital Zacamil pereció David Alfredo Cubías, de 21 años. El joven fue atacado a balazos a las 9:30 de la mañana en la avenida José Simeón Cañas, de la colonia Santa Sabina, Cuscatancingo.

Las autoridades dijeron desconocer quiénes y por qué mataron a Cubías. En la escena se rumoró que pertenecía a una pandilla, pero dicha versión no fue confirmada.

Más temprano, la Policía informó sobre el homicidio de Nelson Armando Lovo Cabrera, de 37 años, quien era propietario de una cervecería.

El hecho de sangre fue cometido por un cliente del establecimiento, situado en la colonia José Simeón Cañas, de Zacatecoluca, La Paz.

La Policía dijo que la cervecería supuestamente funcionaba como fachada para la venta de droga y la prostitución. Fue así como el homicida habría llegado a las 3:00 de la madrugada a exigirle a la víctima que le devolviera un teléfono que le había dejado empeñado.

Según se supo, Lovo se negó a entregárselo, por lo que el atacante sacó una pistola y le disparó. No hubo capturas.

A esta muerte se sumaron las de dos hombres de entre 40 y 42 años, ocurridas la noche del domingo en el kilómetro 29 de la carretera El Boquerón, en Quezaltepeque, La Libertad.

La Fiscalía identificó a uno de ellos como Víctor Turcios, de nacionalidad guatemalteca; el otro no fue identificado por falta de documentos, pero se presume que también es de Guatemala.

Ambos tenían las manos esposadas y no menos de cuatro balazos en la cabeza. Testigos relataron que los sujetos fueron bajados de un pick up y conducidas hasta una cancha de la zona donde los mataron.

Asimismo, la Fiscalía confirmó el hallazgo de un cadáver semienterrado en el cantón Potrero Grande, cerca del puente El Tule, en El Paisnal, en el kilómetro 45 de la carretera Troncal del Norte.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios