Secciones
×

Síguenos en

DEA apoyó en decomiso de cocaína en furgón

El director de la Policía informó que investigan a la empresa dueña de la rastra que transportaba el alijo

Policías elites del Grupo Cuscatlán custodian la droga decomisada. Foto EDH / MARVIN RECINOS.
Policías elites del Grupo Cuscatlán custodian la droga decomisada. Foto EDH / MARVIN RECINOS.

Por David Marroquín sucesos@eldiariodehoy.com

Jul 19, 2013- 19:00

La cooperación que brindó la Agencia Federal Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) sirvió para que el renovado Grupo Conjunto Cuscatlán hiciera el decomiso de los 460 kilogramos de cocaína que eran transportados escondidos en medio de pulpa de piña congelada, aseguraron fuentes de la Policía.

El Grupo Conjunto Cuscatlán es una fuerza antidrogas integrada por varias instituciones como la Policía, Fiscalía, Fuerza Armada, Dirección de Migración y la Dirección de Aduanas, entre otras, y es apoyado por el gobierno de Estados Unidos a través de la DEA y el Comando Sur del Ejército estadounidense.

El alijo de drogas decomisado el miércoles pasado ha sido cuantificado en 11.5 millones de dólares, lo que para las autoridades salvadoreñas es el principal golpe que le han dado a las redes del narcotráfico en los últimos cuatro años, explicaron las fuentes.

Por el momento, la Policía y la Fiscalía han detenido al conductor del furgón, identificado como Juan José Matamoros Girón, de 36 años, quien es originario de Nicaragua, y al vigilante del mismo, pero no revelaron su identidad.

Los 460 kilogramos de cocaína iban escondidos en 116 cubetas de cinco galones cada una de un total de 420 que eran transportadas a bordo del furgón refrigerado que procedía de Costa Rica con rumbo hacia Belice.

Por razones de las investigaciones, el director de la Policía, Rigoberto Pleités, sostuvo que no se puede adelantar información sobre las indagaciones que se le hacen a la empresa propietaria del furgón.

“No podemos todavía adelantar información sobre la empresa o vinculaciones adicionales porque el proceso recién inicia en este momento y eso nos podría dificultar la investigación a futuro”, dijo Pleités.

Aseguró el jefe de la Policía que por el momento las investigaciones no les arrojan salvadoreños que estén ligados al narcodecomiso, pero si en el transcurso de las mismas se descubren serán detenidos.

“Con esto estamos dando respuesta y estamos combatiendo parte del crimen internacional que es el tráfico de drogas”, dijo Pleités.

Resultado del Plan Fronteras

El jefe de la División Antinarcóticos (DAN) de la Policía, Marco Tulio Lima, explicó que la cooperación que brinda el Gobierno de Estados Unidos al Grupo Conjunto Cuscatlán tiene que ver con el entrenamiento, apoyo logístico, procedimientos antidrogas y el mantenimiento del equipo que ha donado.

Agregó que el decomiso del cargamento de cocaína es parte de un plan especial que se ha comenzado a echar a andar desde hace como un mes.

“Tenemos un plan Fronteras con el que se mantienen unidades en el terreno que verifican de forma constante el flujo vehicular, tanto de carga como de pasajeros”, dijo Lima, quien agregó que “hemos afinado los procedimientos, los métodos de búsqueda y los métodos de lucha en contra del narcotráfico, pero que no pueden ser revelados porque serían contraproducentes a las investigaciones”.

Este sería el primer golpe del Grupo Conjunto Cuscatlán desde que ha sido renovado y ahora que cuenta con la cooperación del gobierno de Estados Unidos en el combate al narcotráfico internacional.

Fuentes policiales explicaron que esta es la respuesta que ha dado el referido grupo antinarcótico al apoyo que ha recibido de parte del gobierno de Estados Unidos.

La administración estadounidense ha contribuido en el último año con la donación de tres helicópteros tipo MD-500E a un costo de nueve millones de dólares, que incluye el mantenimiento de los aparatos y la dotación de los respuestos.

Estas aeronaves donadas reforzarán la flotilla de helicópteros que estarán a disposición de la Fuerza Antinarcótica Cuscatlán, dentro de los esfuerzos que hace El Salvador, en el marco de la operación multinacional Martillo, en contra de la narcoactividad internacional.

También ha entregado tres lanchas rápidas que serán utilizadas para la interceptación de narcoembarcaciones que intenten atravesar las costas salvadoreñas.

A eso se le suman vehículos y equipos informáticos especiales que servirán para operaciones antinarcóticas. Además se tiene proyectada la construcción del edificio que albergará al Grupo Conjunto Cuscatlán con sede en la base aérea de Comalapa, informaron fuentes policiales.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios