Secciones
×

Síguenos en

Seis horas para pasar consulta en Emergencia

Usuarias de la Primero de Mayo se quejan por el tiempo prolongado de espera para ser atendidas por la noche.

Pacientes esperan ser atendidas en la Emergencia del hospital Primero de Mayo, del Seguro Social. Foto EDH
Pacientes esperan ser atendidas en la Emergencia del hospital Primero de Mayo, del Seguro Social. Foto EDH

Por Yamileth Cáceres nacional@eldiariodehoy.com

Jun 07, 2013- 20:00

Las sillas de colores de la Sala de Emergencias del Hospital Primero de Mayo del Seguro Social lucen llenas de pacientes que se quejan por sus dolencias. Incluso hay mujeres de pie.

Son las 4:30 de la tarde del miércoles. A esa hora, un doctor y una doctora son los responsables de atender la demanda. Hay embarazadas que están ahí desde las 2:00 de la tarde.

El servicio es lento. Pasa hasta una hora para que le tomen talla, peso y presión arterial a las mujeres. Una enfermera llega con expedientes en mano y ordena a a las mujeres en los consultorios.

“A mí solo poneme tres; a las 7:00 me tengo que ir”, dijo la especialista.

“¿Pero al doctor le puse bastantes?”, le contestó la enfermera. Pocos minutos después de las 6:30 de la tarde la doctora deja de atender. Y el murmullo entre quienes esperan no se hace esperar.

El descontento y aflicción crece cuando se enteran que a partir de las 7:00 de la noche solo atenderá un especialista. Más mujeres con problemas de salud siguen llegando.

A eso de las 9:00 de la noche, una de las afiliadas decide retirarse, viajó desde el occidente del país, primero fue al hospital Amatepec, pero el aparato para hacer las ultras se dañó y la refirieron ahí.

Entre las embarazadas se encuentra una joven que se golpeó el estómago en la máquina registradora del autobús cuando este frenó. Llegó a las 2:00 de la tarde y se retiró a eso de las 10:00 de la noche.

Otra joven residente en la colonia la Cima, llegó a la Emergencia un poco antes de las 4:30 de la tarde; tuvo que ir a quejarse con el director para que la atendieran; la doctora le dijo que por dolores de espalda no atendían. Ella se quejaba de un dolor que no le cesaba en el vientre y de otros malestares.

Otra usuaria que llegó a las 2:00 de la tarde con contracciones fue ingresada a eso de las 10:00 de la noche para observación. A esa misma hora, una paciente morena, cabello negro y en bata mostraba su desconcierto. No entendía lo que le acababa de decir el médico que le hizo la ultrasonografía: “Dice que no estoy embarazada, que un coágulo de sangre tengo, ¿pero cómo no voy a estar embarazada, si me he hecho tres pruebas, dos de orina y una de sangre”, dijo.

Relató que llegó a las 4:00 de la tarde con hemorragia, como a las 6:00 fue al baño y expulsó gran cantidad de sangre. “Yo digo que quizá ahí salió el bebé”, dijo la joven, quien pasó su primer control en la unidad médica Atlacatl y el médico le calculó cinco meses de embarazo. Repite que le da miedo quedarse ahí ingresada.

Mientras tanto, una enfermera recomienda a las pacientes que les han indicado exámenes, regresar el día siguiente, de lo contrario deben esperar por los resultados hasta la 1:30 de la mañana. También les advierte: “No vayan a venir en la tarde; por la tarde solo hay dos médicos, en la mañana hay cuatro atendiendo”.

El siguiente día, a eso de las 8:30 de la mañana, esa misma sala lucía calmada y las pacientes eran atendidas rápido.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios