Secciones
×

Síguenos en

En Atiquizaya se vende carne sin ser inspeccionada

b MAG y Minsal sin verificar desde 2003, dice alcaldesa Luisa Rodríguez

La carne que destazan en el rastro es vendida en la misma ciudad. Foto EDH / CRISTIAN DÍAZ
La carne que destazan en el rastro es vendida en la misma ciudad. Foto EDH / CRISTIAN DÍAZ

Por Cristian Díaz comunidades@eldiariodehoy.com

Jun 14, 2013- 19:00

AHUACHAPÁN. En el rastro municipal de Atiquizaya basta que una res entre caminando al lugar donde va a ser sacrificada, para determinar que se encuentra sana y que su carne no representará peligro para el consumo humano.

La “inspección” es realizada a simple vista por los empleados del rastro que no cuentan con capacitaciones para determinar la salud del animal.

Esa es la práctica que se realiza en dicho lugar a pesar de que la Ley de Inspección Sanitaria de la Carne determina que “la inspección sanitaria de la carne la llevarán a efecto el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el de Salud Pública y Asistencia Social (ahora Minsal), por medio de Inspectores autorizados a este fin”. Pero en el rastro no hay ningún encargado de estas dos instituciones para controlar que la carne sea apta para el consumo humano.

Las mismas personas que comercializan el producto en el mercado municipal reconocieron que esto representa un riesgo porque al no haber ningún tipo de control, no se garantiza que la carne sea de calidad y, además, que el animal haya sido sacrificado en un sitio autorizado.

Ese es el planteamiento que realizó Ruth Martínez, que a la semana destaza dos reses.

“Lo que deberían de poner es personal especial para que revisen las reses y que no vayan enfermas. Antes sellaban la carne y ahora ya no lo hacen. También no sería bueno que maten afuera (del rastro) lo cual sí se da”, expresó.

El sello al que se refiere Martínez era la garantía que en antaño indicaba a los compradores que la carne era apta para consumir.

La alcaldesa Ana Luisa Rodríguez reconoció que se está fallando en realizar las inspecciones sanitarias.

“Desde que estamos en la municipalidad hemos notado que no llegan las personas que supuestamente inspeccionarán. (El Ministerio de) Salud y (Medio) Ambiente han llegado a ver pero las condiciones del rastro, no a ver los animales ni la carne. Es importante ver si el animal que se va a matar reúne las condiciones de salud necesarias”, manifestó.

El director de la Unidad de Salud de Atiquizaya, doctor Manfredo Herrera, explicó que ellos sólo verifican la infraestructura del rastro y no la calidad de la carne. “Los monitoreos consisten en verificar que las instalaciones cumplan con las medidas pertinentes para que sea un lugar ideal para la matanza de los animales. Esto incluye desde accesos, las condiciones del personal, pisos, techos y ganchos”, explicó el galeno.

Reconoció que en varias ocasiones han enviado documentos a la alcaldía con recomendaciones que deben de realizar para mejorar la infraestructura.

La alcaldesa está consciente de que requieren de un nuevo rastro; pero, dijo que no tienen fondos para su construcción.

Una visita realizada por un equipo de este rotativo observó que en el área donde sacrifican a las reses hay presencia de perros, las paredes lucen sucias y los destazadores no cuentan con mesas donde cortar la carne.

No realizar la inspección de la carne “afecta la salud de la comunidad dado de que no se cumplen las medidas de saneamiento y manipulación puede conllevar a que la carne pueda ser contaminada”, aseguró el galeno.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios