Secciones
×

Síguenos en

Piñera: Inversión y productividad, claves para el desarrollo

También enfatizó que la creatividad y el emprendedurismo son necesarios para que un país salga del abismo económico Dijo que para forjar un país con más desarrollo se requiere de la colaboración de todos los sectores de la sociedad

Piñera conversa con los expresidentes Alfredo Cristiani y Francisco Flores (der.) durante una recepción ofrecida ayer por la comuna de San Salvador. foto edh / marvin Recinos
Piñera conversa con los expresidentes Alfredo Cristiani y Francisco Flores (der.) durante una recepción ofrecida ayer por la comuna de San Salvador. foto edh / marvin Recinos

Por Rafael Mendoza López Juan José Morales politica@eldiariodehoy.com

Jun 05, 2013- 19:00

La apuesta por la inversión y la productividad, además de la colaboración estrecha entre los distintos sectores de una sociedad, son la clave para que un país sea modelo de desarrollo. Así lo consideró ayer el presidente de Chile, Sebastián Piñera, basándose en la experiencia de su país en los últimos años.

El mandatario chileno hizo un recuento de los principales avances de ese país sudamericano en material social y económica, permitiéndole crecer financieramente a un ritmo acelerado que año con año no da señas de retroceder.

“Chile está por un camino que es el que siempre quisimos recorrer, que es el que soñaron nuestros antepasados, nuestros abuelos, nuestros padres, pero nunca lograron recorrerlo de verdad, que es hacer de Chile un país desarrollado, sin pobreza, con mayor igualdad de oportunidades, con mayor justicia social, y hacerlo en un contexto de democracia y de paz. Chile está cerca de alcanzar esa meta”, dijo Piñera.

Para esos propósitos, dijo, se requiere de la colaboración de todos los actores en un país, que busquen llevar adelante el proyecto común del desarrollo social.

“Cuando los pueblos se fijan metas factibles, donde todos sienten que tienen la obligación de colaborar a este esfuerzo, pero todos también sienten que van a ser parte de sus beneficios, es cuando los pueblos logran su mayor fecundidad, su mayor potencia, y podemos alcanzar metas que tal vez para otros han sido imposibles”, aseveró.

En un acto donde le fueron entregadas las llaves de la ciudad de San Salvador, por el alcalde Norman Quijano, el presidente destacó la reforma educativa de Chile como una de las rutas hacia al desarrollo.

“Tenemos que hacer un mejor esfuerzo por mejorar el capital humano en nuestras sociedades y esto requiere sistemas educacionales que den educación de mucha mayor calidad”, aseguró.

De acuerdo con Piñera, la inversión en educación se ha incrementado “sustancialmente” en Chile, desde menos de nueve mil millones de dólares en años atrás a 14 mil millones este año, explicó.

Esa apuesta, según dijo, debe ir acompañada de inversión en la ciencia y la tecnología, “que es un elemento fundamental en esta nueva sociedad de información y el conocimiento”.

Como un tercer pilar, señaló, los gobiernos de América Latina deben apostarle fomentar la creatividad y el emprendimiento, a fin de que las sociedades logren “innovar, crear, emprender, tomar riesgos”.

Asimismo aseguró que la lucha contra la pobreza es el cuarto factor determinante para una nación desarrollada y próspera.

“Tenemos demasiada pobreza, demasiada desigualdad en nuestro continente y esto constituye un talón de Aquiles que nunca nos va a permitir realmente mirar hacia adelante y fijar la vista en esos objetivos grandes, nobles pero factibles”, señaló.

Según dijo, ese país sudamericano redujo la pobreza en los últimos tres años, alcanzando un ingreso per cápita de 20 mil dólares.

Empleo y economía

La generación de empleo también es un punto que Piñera destaca como uno de los logros más significativos en su país.

Con una población de 17 millones, Chile ha logrado crear 800 mil nuevos empleos. Piñera , incluso, reflexionó que lo alcanzado en Chile equivaldría a 300 mil empleos en El Salvador.

Esto significa, según dijo, duplicar la capacidad del Gobierno de producir empleo. “El problema en Chile no es cómo encontrar un trabajo, en problema en Chile hoy día es como encontrar un trabajador, y eso hace una diferencia muy grande, porque eso da a los trabajadores una mayor dignidad, más libertad, mayor oportunidades”, señaló.

A esto se suma el tema del emprendedurismo. “Hemos hecho un esfuerzo muy grande por crear nuevos emprendedores; de hecho, en los tres años hemos logrado crear 170 mil nuevos emprendedores”, explicó.

Y agregó: “Hemos puesto mucha atención en nuestra productividad en dos factores: en reducir la pobreza, reducir las desigualdades, crear una sociedad donde no solo haya progreso, sino en donde todos tengan acceso a este progreso”.

En su balance, Piñera también destacó el crecimiento económico sostenido que ha mostrado ese país en los tres años.

“Hemos logrado sustancialmente nuestra capacidad de crecer. Durante el gobierno anterior crecíamos en torno al tres por ciento, durante este gobierno estamos creciendo al seis por ciento”, acotó.

Según insistió, Chile va por la ruta adecuada: “Siento que Chile va por buen camino, y si perseveramos en lo que estamos haciendo vamos a alcanzar ese nivel que de acuerdo con los organismos internacionales permiten calificar a un país como país desarrollado, y derrotar esa lacra que ha sido la pobreza”, manifestó.

Y aseguró que el paso de Chile por la senda de la prosperidad ha dejado de ser un sueño. “Ahora es un compromiso, y la diferencia entre un compromiso y un sueño es que los sueños no tienen fecha, no tienen planes, en cambio un compromiso es un plan con fechas concretas, con logros y un plan de acción”, agregó.

Retos de Latinoamérica

El mandatario chileno hizo un recuento de las dificultades que ha tenido el continente cuando se alejó de la democracia en tiempos de gobiernos autoritarios que “ahogaban el impulso de la creatividad, la libertad y el espíritu de emprendimiento”.

“Estoy convencido de que si queremos dar ese gran salto hacia el desarrollo vamos a tener que fortalecer, y en algunos casos construir, los nuevos pilares que nos van a permitir hacer esa transición desde el subdesarrollo hacia el desarrollo”, dijo Piñera.

Piñera también expresó su interés por estrechar lazos entre Chile y El Salvador, sobre todo en los terrenos que serán fundamentales para traer el desarrollo de ambos pueblos y que los chilenos ya comenzaron a evidenciar, acotó.

“Quería también enfatizar que vemos con mucho interés y con mucha motivación poder estrechar los lazos de comercio con El Salvador y no solo el TLC, que hemos multiplicado por cuatro el comercio entre ambos países, sino que estrechar lazos en los terrenos que van a ser claves en el futuro”, acotó.

Piñera dijo que las relaciones de cooperación entre ambas naciones deben concentrarse en “cómo mejorar nuestros sistemas educacionales, cómo invertir más en ciencia y tecnología, cómo encontrar fuentes de energías más limpias, más renovables, cómo también motivar y desarrollar la capacidad de innovar y emprender de nuestros pueblos”.

Luego del discurso del chileno, el alcalde de San Salvador sostuvo que el país sudamericano es un “referente” como nación que ha luchado por la democracia y el desarrollo.

“Chile se ha convertido en América Latina en una nación pujante, que camina a pasos acelerados hacia el desarrollo, que ha superado sus indicadores sociales con creces y que realmente debe ser para nosotros un verdadero referente para un futuro inmediato”, sostuvo Quijano.

Después del evento, al que asistieron empresarios del país, la principal conclusión del sector productivo salvadoreño apunta a que los gobiernos deben aprender a no confrontar y a crear políticas económicas que puedan sostenerse a largo plazo, sin importar las ideologías.

Jorge Daboub, presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), afirmó que la visita de Piñera “es una lección de pragmatismo” y que en Chile, gobiernos de izquierda o de derecha “saben coexistir” con el empresariado (leer nota aparte).

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios