Secciones
×

Síguenos en

Alcaldesa reclama al Gobierno por inconclusa obra de Nuevo Mejicanos

La alcaldía apoyó a las familias con obras de mitigación en la zona El proyecto habitacional constaría de 8 edificios de 4 niveles. Una especie de multifamiliares

Paredes de lámina, piso de tierra y en un ambiente insalubre viven las 120 familias. Ellas siguen esperando las casas prometidas por el mandatario Funes. Foto EDH / Cortesía
Paredes de lámina, piso de tierra y en un ambiente insalubre viven las 120 familias. Ellas siguen esperando las casas prometidas por el mandatario Funes. Foto EDH / Cortesía

Por Nidia Hernández nacional@eldiariodehoy.com

Jun 02, 2013- 20:00

La alcaldesa de Mejicanos, Juana Lemus de Pacas, llamó al presidente Mauricio Funes a cumplir con la construcción de casas que prometió a las familias de cerca de la quebrada Las Lajas, San Ramón, la cual se encuentra paralizada desde hace tres años.

“Exigimos, entonces, al gobierno que inicie cuanto antes la construcción de las viviendas, que lo haga porque se autoproclama como una administración de inclusión, pero está excluyendo a todas estas familias y las está condenando a la insalubridad y el subdesarrollo permanente”, declaró la edil al visitar ayer la zona.

La municipalidad ha apoyado a las familias con jornadas de limpieza de la quebrada los ríos y donde se encuentran las viviendas, para evitar “una desgracia” ante los deslizamientos que se generan en El Picacho del volcán de San Salvador.

El 25 de mayo de 2010, el presidente en compañía del viceministro de Vivienda, Edín Martínez, y el exalcalde de Mejicanos, Roger Blandino Nerio, pusieron la primera piedra del complejo habitacional que incluía ocho edificios de cuatro niveles cada uno, el cual denominaron “Condominios Nuevo Mejicanos”, una especie de multifamiliares para más de 128 familias.

Los beneficiados estaban contentos y a la expectativa de la obra que los sacaría de las zonas de alto riesgo.

Esa promesa parecía cierto. Mayo y junio de 2009 fue el único periodo que trabajaron en la zona. Después todo se quedó en palabras.

El presidente Funes, el día de la inauguración de la construcción de los condominios, aseguró que estos “proporcionarán nuevas viviendas a 128 familias que han permanecido en alto riesgo en las comunidades de El Coco, El Triunfo, Lorena, Santa Cristina, Los Campos y La Fe. Todas ellas ubicadas a lo largo de la quebrada Las Lajas, en el volcán de San Salvador”.

Los afectados en su mayoría son madres solteras y algunas con más de cinco hijos deben convivir en condiciones que ponen en riesgo su salud.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) donó dinero al gobierno para la realizar el proyecto habitacional, el cual asciende a 285,560 dólares y de los cuales $123,179 fueron aportados por la institución financiera internacional; y 162,381 dólares eran fondos del gobierno.

“Estamos ante una típica obra de un gobierno que en lugar de ser como se proclama del cambio, en realidad es un gobierno del abandono”, recalcó la alcaldesa.

El compromiso por las primeras obras detalla que “el contratista se obliga a realizar las obras a entera satisfacción del contratante dentro de un plazo de 75 días calendario, contados a partir del día que la Coordinación de Monitoreo de Proyectos de la Oficina de Asentamientos Humanos (OFAH) del Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano (VMVDU), le extienda la orden de inicio por escrito”; pero cuatro años después de eso, “no hay absolutamente nada, ni tan siquiera una explicación satisfactoria para esta gente”, aseveró Lemus de Pacas.

Irregularidades

La funcionaria señaló que el proyecto ha estado plagado de irregularidades, al grado que la Corte de Cuentas detectó una serie de anomalías en torno al proyecto, ya que el Viceministerio de Vivienda no logró desvanecer nueve irregulares halladas por la Corte en el contrato FONA BID OB 16/2009 para realizar trabajos de terracería, sistemas de agua potable, colectores de aguas negras, vías de circulación y aguas lluvias.

La Corte de Cuentas determinó en una auditoría que el la entidad de vivienda ignoró un estudio de suelos que advertía sobre el riesgo de construir en una porción del terreno y contempló edificar en propiedad privada.

También realizó cambios en el proyecto sin antes consultarlo con el Fondo Nacional de Vivienda Popular (Fonavipo), que administra los fondos, y tampoco realizó pagos por obras proyectas, no ejecutadas.

Mientras ocurre eso, las familias siguen a la espera de una casa donde resguardarse y sobre todo porque ya entró el invierno.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios