Secciones
×

Síguenos en

Funes rota a funcionarios en el ramo de Seguridad

Nuevo ministro de Seguridad Pública debe apoyar la tregua le encomendó el mandatario

El presidente Mauricio Funes saluda a las nuevas autoridades de Seguridad Pública, Policía Nacional Civil y del Organismo de Inteligencia de Estado (OIE), luego de juramentarlos. Foto EDH /lissette monterrosa
El presidente Mauricio Funes saluda a las nuevas autoridades de Seguridad Pública, Policía Nacional Civil y del Organismo de Inteligencia de Estado (OIE), luego de juramentarlos. Foto EDH /lissette monterrosa

Por David Marroquín nacional@eldiariodehoy.com

May 28, 2013- 21:00

Quien se desempeñaba hasta ayer como director del Organismo de Inteligencia del Estado (OIE), Ricardo Perdomo, pasó a ser el nuevo ministro de Justicia y Seguridad Pública, mientras que el hasta ayer exdirector de la Policía Nacional Civil, Francisco Salinas, llegó a relevarlo al frente de la Inteligencia.

Además, el hasta ayer director de Migración y Extranjería, Rigoberto Pleités, pasó a ocupar la Dirección General de la Policía.

Tras los nombramientos oficiales, los nuevos funcionarios de la cartera de Seguridad Pública y de la OIE rindieron el juramento de ley ante el presidente de la República, Mauricio Funes.

Con estas rotaciones en la cartera de Seguridad Pública, el mandatario ha querido cumplir con el fallo de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que le ordenó un nuevo nombramiento de las nuevas autoridades de Seguridad Pública y de la Policía al mismo tiempo que declaró inconstitucionales los nombramientos de los generales David Munguía Payés y Francisco Salinas como ministro de Justicia y director de la Policía, respectivamente.

A mediados de este mes, cuatro magistrados de la referida Sala declararon inconstitucionales los acuerdos presidenciales con los que se designaba a Munguía Payés como ministro de Justicia y a Salinas como director de la Policía, por considerar que por ser militares, aún siendo retirados, ellos no podían estar al frente de esas dos instituciones, en el marco de la firma de los Acuerdos de Paz.

Funes explicó que, con los nuevos nombramientos de Perdomo y Plietés al frente de la seguridad pública del país, él está cumpliendo con lo resuelto por los magistrados constitucionalistas, aún cuando no la comparte, porque, según él, “con ambos acuerdos que implicaban la designación de los dos generales retirados al frente de la seguridad pública del país no estábamos violando el espíritu de los Acuerdos de Paz ni tampoco de la Constitución de la República”.

Seguir con proceso de pacificación

Durante su discurso de juramentación, Funes reveló que le ha encomendado a Perdomo a seguir con tres misiones específicas.

“Debe, en primer lugar, continuar con la tendencia a la baja de los homicidios, debe de continuar con el proceso de pacificación que iniciamos como Gobierno hace más de un año y que en el contexto de la tregua ha permitido redefinir nuestra política de seguridad pública poniendo especial énfasis en la prevención”, dijo Funes.

Agregó que otros de los desafíos del nuevo ministro será “continuar con lo que hemos considerado nuestra estrategia fundamental, que es la de los municipios libres de violencia, la focalización de la gestión pública en aquellos municipios cuyas condiciones socioeconómicas representan una situación de riesgo fundamentalmente para la juventud en El Salvador”.

Seguir con la reducción de las extorsiones y el crimen organizado con especial énfasis en la narcoactividad es otra de las misiones específicas encomendadas al nuevo ministro Perdomo.

“Podemos bajar las extorsiones en la medida en que sustituyamos la extorsión como fuente principal de ingreso de las pandillas por la generación de condiciones de empleo productivo y de educación, de acceso a la educación de estos jóvenes”, dijo Funes, quien además sostuvo que, de tal manera, “juntos podamos crear estas oportunidades que los jóvenes necesitan para reinsertarse a la sociedad de una forma productiva y que abandonen el camino de la criminalidad como única opción de sobrevivencia que tienen hasta este momento”.

El mandatario destacó la labor desarrollada por Munguía Payés y por Salinas en el año y medio que desempeñaron sus cargos.

Recalcó que durante la administración policial de Salinas se logró las capturas de más de 80 mil personas y se pudo desarticular a unos 300 grupos de las pandillas.

Dijo que Salinas pudo recuperar la confianza ciudadana en la corporación policial que se había perdido desde hace varios años, según Funes.

“Eso habla de una mayor efectividad policial que el nuevo director, el ingeniero Rigoberto Pleités, tendrá que continuar, de tal manera que el desafío que tiene frente a sí el ingeniero Pleités es el de precisamente continuar con el proceso de modernización y profesionalización de la corporación policial, a modo de lograr una mayor efectividad por parte de la Policía”, dijo el mandatario.

La tarea que le había encomendado a Munguía Payés y a Salinas de acercarse a la empresa privada para pedirles su cooperación para el combate de las extorsiones, al igual que como lo hicieron con el flagelo de secuestro, es otra de las misiones que ahora deberá de hacer el nuevo director.

Por el momento, todas las jefaturas de la Policía se mantendrán vigentes, sin descartar que posteriormente puedan existir cambios.

A Munguía Payés lo empleará como asesor de la Presidencia de la República en el tema de la tregua entre las pandillas que, según él, ha permitido que los homicidios se reduzcan, aunque algunos sectores hayan indicado que la gente trabajadora y honrada sigue siendo blanco de la violencia de esos grupos criminales.

Las nuevas autoridades de Seguridad Pública y de la Policía reciben el problema de la criminalidad con un promedio de seis asesinatos por día, pero que en mayo ha tenido un incremento con respecto al mismo mes del año pasado.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios