Secciones
×

Síguenos en

Meanguera clama por que mejoren servicio de salud

Una joven de 21 años murió estando embarazada, ante la falta de un médico que la atendiera en la unidad de la isla b Una joven de 21 años murió estando embarazada, ante la falta de un médico que la atendiera en la unidad de la isla

Pese a que el personal de la unidad médica se esfuerza al máximo, el servicio de salud que se brinda en Meanguera es deficiente, según los habitantes y el edil. foto edh / insy mendoza
Pese a que el personal de la unidad médica se esfuerza al máximo, el servicio de salud que se brinda en Meanguera es deficiente, según los habitantes y el edil. foto edh / insy mendoza

Por Insy Mendoza comunidades@eldiariodehoy.com

May 03, 2013- 19:00

LA UNIÓN. La familia de Breydi Getsave García, de 21 años, conoce el dolor y la frustración de perder a dos seres queridos por falta de atención médica. Breydi murió el 26 de abril mientras era transportada en una lancha desde la isla Meanguera del Golfo al hospital de La Unión, para recibir atención por problemas en su embarazo.

La jovencita tenía seis meses de gestación y tuvo que ser trasladada de emergencia ante la falta de médico en la unidad de Salud de Meanguera.

“Eran las 3:00 de la tarde y la muchacha se puso mal de su estado y ese día el doctor de la unidad de salud no estaba, andaba por una capacitación. A la familia no le quedó de otra que llevársela de emergencia al hospital de La Unión, pero lamentablemente murió en la lancha antes de llegar al embarcadero”, dijo Deyris Avilés, madre de la víctima.

Avilés dice que el lamentable caso de su hija debe servir como ejemplo y causar preocupación para las autoridades de Salud, que deben mejorar la atención y ampliar los servicios de salud en la isla.

El detonante

El caso encendió las alarmas en la comunidad. Luis Dheming, edil de Meanguera, asegura que los servicios de Salud son deficientes en su municipio.

Explica que no porque el personal asignado sea malo, sino porque los horarios estipulados en la clínica no son los adecuados y hace falta personal.

Los horarios de atención son de lunes a viernes, de 7:00 de la mañana a 3:30 de la tarde y en la unidad laboran un médico, una enfermera y un promotor de salud.

Debido a esas situaciones, los pobladores dicen que enfermarse o tener una emergencia en Meanguera pasadas las 4:00 de la tarde resulta complicado, pues si quieren atención deben trasladarse a La Unión.

Eso implica tener lancha o un promedio de 100 dólares para salir de emergencia desde la isla a la cabecera.

Caso contrario, se debe esperar la salida de las lanchas en horas de la mañana del día siguiente, para la atención de la emergencia.

Los pobladores piden al gobierno central que le preste atención a este municipio insular y amplíe los servicios de salud, que haya médico de turno por la noche y que trabajen los sábados y domingos.

Elmes Herrera, director de la unidad de Salud, llegó hace 25 años desde San Salvador a trabajar a la isla.

Debido a lo complicado para viajar y a la necesidad que la gente tiene de atención médica, decidió quedarse a vivir en la isla.

Hace énfasis que Meanguera es uno de los municipios mas alejados y de difícil acceso en todo el país.

Ejemplifica con que cuando hay mal tiempo, la población no puede salir por muy grave que sea la emergencia.

“La gente se enferma en la noche, llegan a buscarme a la casa, los atiendo siempre de forma gratuita, me solidarizo con ellos”, dice el galeno.

Agrega que “a veces hay necesidad de referirlos al hospital y ahí es otro problema que deben tener al menos 100 dólares en la bolsa para pagar la lancha”.

Dice que es urgente que se amplíen los servicios de salud en la isla y que el Ministerio de Salud no piense nombrar personal con base a criterio poblacional.

“Que lo hagan basándose en que es un municipio insular de difícil acceso donde la gente hay momentos que no puede salir”, dijo el galeno.

Agrega que a veces le toca buscar ayuda entre los lugareños y la alcaldía para hacer la colecta y reunir el dinero para pagar el servicio de lancha a las personas que no tienen recursos.

Sobre el tema, el edil Dheming dice que el año pasado sostuvo conversaciones con la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez.

Dice que le hizo del conocimiento la necesidad de ampliar los servicios de salud en la isla.

“La ministra me dijo que harían lo posible de mejorar los servicios y establecer Fosalud el fin de semana, esas promesas quedaron para iniciar este año”, dijo el munícipe.

Asegura que en esa ocasión le dijo su temor sobre en caso de una emergencia por embarazo qué harían. “Lamentablemente pasó una desgracia así”, dijo refiriéndose al caso de Breydi.

Dijo que si la muchacha hubiera sido atendida en la unidad de salud de la isla, la hubieran estabilizado.

“Creo que de haber estado el doctor le hubiera aplicado alguna inyección o lo que ella necesitaba mientras llegara al hospital, pero tanto ella como el bebé murieron”, aseguró.

El edil dijo que el caso debe ser un ejemplo de la grave necesidad que tienen en isla de que les mejoren los horarios de atención y les den más personal médico.

Súplicas

Yudis Salmerón vive en cantón Salvadorcito, dice que el año pasado en dos ocasiones tuvo emergencias con sus hijos y pasó enormes dificultades por ello.

“Eran las 4:00 de la tarde y mi niña se puso grave y tuve que llevarla al hospital de La Unión. Con grandes sacrificios tuve que pagar 60 dólares para que me llevara la lancha; pero en otra ocasión fue de noche y no tenía el dinero para el transporte, tuve que esperar hasta que amaneciera y viajar en la lancha de pasajeros que pagamos tres dólares de pasaje”, dijo.

Salmerón le pide al Ministerio de Salud que se preocupe por la situación aislada que tiene ese municipio.

“Es mas que urgente que los horarios sean hasta la media noche, que trabajen los sábado y domingos, que siempre haya un médico de turno”, agregó.

La petición de la mujer es secundada por Cindy Herrera, quien vive en barrio San Francisco en el casco urbano de la isla.

Asegura que “pedimos que los servicios sean como el Fosalud, aquí enfermarse o que un cipote se quiebre un dedo, o se hiera por la noche, es una angustia para toda la familia porque no tenemos los cien dólares para pagar la lancha que nos lleven al hospital de La Unión”.

Rosy Hernández, otra lugareña, dice que “enfermarse de noche en la isla es un delito, así lo vemos nosotros porque esas pequeñas emergencias aunque sea por un vómito o diarrea incesante tenemos que viajar hasta La Unión”.

Todos coinciden en que cuando no tienen dinero para pagar la lancha, deben esperar al día siguiente.

“El que tiene lancha puede movilizarse, pero si no hay para el combustible resulta lo mismo” , dijo Hernández.

Piden a Salud reforzar el municipio con más doctores.

Sobre la emergencias, el galeno Herrera dice que la mayoría son por problemas estomacales, por embarazos, quebraduras, mordidas de cangrejo o heridos trabajando en la pesca.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios