Secciones
×

Síguenos en

Médicos del H. Rosales no operan por falta de fármaco

Galenos explicaron que desde hace varias semanas no hay Fentanil, un analgésico potente

Personal del hospital señala que la farmacia de Consulta Externa carece de algunos medicamentos. Foto EDH / Mario AmayaMédicos acordaron no operar si no hay Fentanil. Usar otro fármaco significa riesgo para pacientes y doctores. foto eDH / Susana Jom
Personal del hospital señala que la farmacia de Consulta Externa carece de algunos medicamentos. Foto EDH / Mario AmayaMédicos acordaron no operar si no hay Fentanil. Usar otro fármaco significa riesgo para pacientes y doctores. foto eDH / Susana Joma

Por

May 13, 2013- 20:00

Sin poder operar por falta de analgésico están los médicos especialistas del hospital nacional Rosales.

En una reunión de emergencia sostenida ayer por la mañana los especialistas expusieron que no pueden realizar intervenciones quirúrgicas que requieran anestesia general debido a la falta del Fentanil sitrato, un analgésico potente que se suministra a los pacientes al momento que van a ser sedados con el fin de llevar adelante el procedimiento.

En el encuentro, al que asistieron médicos responsables de varias áreas, residentes y personal de enfermería, acordaron formar una comisión para hablar con el director acerca de la problemática que enfrentan y conocer soluciones. También acordaron convocar hoy a los medios de comunicación a una conferencia informativa.

La comisión, integrada por el médico anestesiólogo Antonio Orellana; el jefe del departamento de Cirugía, Melvin Guardado; el jefe de sindicato de Médicos, Alcides Gómez, y el jefe de Servicio de Emergencia, Juan Antonio Tobar, se reunió al filo del mediodía con el director del centro asistencial, Mauricio Ventura, pero al final del encuentro manifestaron que el funcionario no dio una solución inmediata como se requiere.

El doctor Antonio Orellana, como especialista en anestesiología, explicó a sus colegas que el Fentanil no puede ser sustituido por otros productos como la morfina y la meperidina, porque ambos tienen menor potencia contra el dolor.

En el caso de la morfina, Orellana expuso que “no es recomendable porque da efectos cardiovasculares y depresión respiratoria al usuario cuando se utiliza en grandes cantidades, como las que se requieren para operar (con anestesia general). Es decir ocasiona taquicardia, hipertensión e hipotensión. Hay mucho riesgo. Es más recomendable para el manejo del dolor posoperatorio, sea agudo o crónico, pero no en el transoperatorio”.

Aunque también se discutió el uso de óxido nitroso concluyeron que éste no es viable debido a que las salas de operaciones del hospital no están equipadas para usarlo. Además citaron que la institución sólo tiene cinco tambos con óxido nitroso, el cual de usarse en la sala de operaciones afectaría al personal.

El doctor Orellana expresó que el Fentanil no sólo se usa en salas de operaciones, sino también en el área de cuidados intensivos. “Por lo menos 300 ampollas de Fentanil se usan para el servicio de sala de operaciones, más cuidados intensivos y cuidados intermedios”, declaró.

Los cálculos de los médicos indican que en este hospital realizan entre 30 y 40 operaciones diarias, entre electivas y de emergencia.

Según lo externado por el médico anestesiólogo, el único fármaco que pueden utilizar en lugar del Fentanil Sitrato es Remifentanil. “Sería excelente”, dice. Sin embargo, éste no está a su alcance porque no está en el cuadro básico de medicamentos del sistema público.

Desde hace varias semanas los médicos sólo han conocido en forma extraoficial promesas de posibles préstamos de Fentanil de parte de los hospitales Bloom, Maternidad y Zacamil, pero desconocen si el director ha hecho gestiones formales.

Dada la situación, en algunos servicios el personal ya había empezado a explicar a los pacientes que no pueden programarles operación, sino hasta que tengan el fármaco. Ayer el acuerdo de no hacer intervenciones fue total.

“No podemos operar por el riesgo que corremos nosotros y los pacientes”, afirmó por su parte el doctor Melvin Guardado, jefe del departamento de Cirugía, para aclarar que la decisión de parar las operaciones obedece a criterios meramente técnicos y en ningún momento a intereses políticos, tal y como la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, tiende a señalar en la actualidad cada vez que en los hospitales se le advierten de necesidades.

Nos interesa que la población sepa que hemos dejado de operar por la falta del recurso, recalcó Guardado ante los asistentes, varios de los cuales señalaron los problemas de desabasto que vienen enfrentando con el actual director.

Mientras en la farmacia que sirve a los pacientes de la Consulta Externa también hacen falta varios medicamentos, entre ellos el ácido valproico para los pacientes que convulsionan; Irbesartan, Candesartan, Carbedidol, que son contra la hipertensión, así como el Musil, que es una fibra natural para los pacientes con problemas gástricos, según expuso personal de ese centro médico.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios