Secciones
×

Síguenos en

Funes y el FMLN tienen control de todo el aparato del Estado

Fusades expone el intercambio entre el gobernante y los aliados en la Asamblea, con lo que ha logrado, por ejemplo, el aval a créditos, y medidas en contra de la Sala de lo Constitucional

Tras negociaciones en Casa Presidencial, el FMLN y sus aliados impusieron a Ovidio Bonilla, como titular de CSJ. Contrariando el fallo de la Sala de lo Constitucional. Finalmente cedieron y nombraron a Salomón Padilla.
Tras negociaciones en Casa Presidencial, el FMLN y sus aliados impusieron a Ovidio Bonilla, como titular de CSJ. Contrariando el fallo de la Sala de lo Constitucional. Finalmente cedieron y nombraron a Salomón Padilla.

Por

May 25, 2013- 19:00

D urante el cuarto año de gobierno, el Presidente realizó una serie de actos con el bloque de partidos, que lidera el FMLN, orientados a la aspiración del partido oficial de obtener el control de las instituciones del Estado. Así resume Fusades en su informe sobre el cuarto año del gobierno actual, los hechos que han llevado al FMLN y sus aliados a tener el mando en casi todas las instituciones del Estado.

El caso más evidente, refiere el documento, es haber nombrado a Salomón Padilla al frente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) “tras una serie de hechos dirigidos al incumplimiento de las sentencias que declararon la inconstitucionalidad de los abogados designados como magistrados de la CSJ” y en los que cooperó el mandatario.

“El presidente Funes, como se indicó en el apartado anterior, cooperó con el bloque FMLN, Gana, PCN y PDC para la consumación de la designación de Padilla al frente de la Sala de lo Constitucional”, dice el informe de Fusades.

Padilla fue electo y Fusades repasa su vinculación con el partido oficial: aparece en el padrón de afiliados del FMLN de 2004, trabajó para dos alcaldías que gobernaba el FMLN, y fue apoderado legal de Alba Petróleos, el asocio en el que participan comunas del partido en el gobierno.

Luego vino otra cooperación del mandatario, apunta el informe, cuando el bloque de partidos intentó “nombrar a militantes de sus agrupaciones políticas” al mando de la Corte de Cuentas, el ente encargado de fiscalizar el adecuado uso de los recursos públicos. En este caso, añade, tanto Funes y Padilla justificaron el nombramiento de dos magistrados militantes: Silvia Aguilar (Gana) y Javier Tránsito Bernal (FMLN).

Aparte de estos nombramientos, antecedidos de polémica, Fusades recuerda que otras instancias estatales son conducidas por personas afines al FMLN y sus aliados. Para el caso menciona a Sigfrido Reyes al frente de la Asamblea Legislativa, Eugenio Chicas en el TSE, Leonel Búcaro del Parlamento Centroamericano, y Tito Edmundo Zelada, del Consejo Nacional de la Judicatura, todos del FMLN.

Y no deja de lado a Ricardo Acevedo Peralta, afín al PDC, como presidente de la Corte de Managua, uno de los que firmó la sentencia de esa instancia en contra de la Sala de lo Constitucional luego de que esta declarara ilegal el nombramiento de magistrados de la CSJ de 2012 y 2006.

Otro punto importante es las alianzas de Funes con el FMLN, CD, Gana, PCN y los disidentes de ARENA para lograr la aprobación de diversas iniciativas, entre ellas las relacionadas al endeudamiento, y retribuyó, dice Fusades, su aval a la mayoría de propuestas orientadas al debilitamiento de la Sala de lo Constitucional y al control partidario de las instituciones.

Por otro lado, Fusades también observa un giro en la relación Funes y FMLN. De las mutuas críticas en los primeros tres años, han pasado a un acercamiento en la medida que se acercan las elecciones presidenciales.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios