Secciones
×

Síguenos en

EE.UU. deja en suspenso el Fomilenio II

Así lo determinó en marzo pasado el Consejo de Administración de la Cuenta del Milenio

Vicepresidente de la MCC, Thomas Hurley (derecha), junto a otros miembros de la corporación que estudia la solicitud de El Salvador para un segundo desembolso. Foto EDH
Vicepresidente de la MCC, Thomas Hurley (derecha), junto a otros miembros de la corporación que estudia la solicitud de El Salvador para un segundo desembolso. Foto EDH

Por Tomás Guevara Corresponsal en Washington

May 13, 2013- 20:00

La Corporación Reto del Milenio ( MCC, por sus siglas en inglés) decidió dejar en suspenso la aprobación del Segundo Convenio de $300 millones para El Salvador hasta que se resuelvan el deterioro de las relaciones entre el gobierno y la empresa privada y las denuncias de corrupción en la administración pública.

Así lo plantea en una misiva el congresista estadounidense Matt Salmon, presidente del Subcomité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental, y su colega demócrata Albio Sires, jefe de la minoría en este comité de asuntos exteriores. Salmon también pertenece al Comité de Apropiaciones, el cual decide sobre las inversiones sociales de los fondos públicos.

“Nos complace saber que en la reunión de marzo de 2013 del Consejo de Administración del MCC, se decidió retrasar aún más la implementación del segundo convenio propuesto con el Gobierno de El Salvador, hasta que la embajada de EE. UU. en San Salvador haya concluido con éxito un diálogo político sobre dos temas importantes que forman parte de los criterios de selección de la MCC. Estos dos temas son: la cooperación público-privada; y la corrupción gubernamental”, dice la carta dirigida el pasado 25 de abril al director Ejecutivo de la MCC, Daniel W. Yohannes, y a la cual tuvo acceso El Diario de Hoy.

En la carta, los legisladores dejan ver el seguimiento a conversaciones iniciadas entre representantes del subcomité de relaciones exteriores para Latinoamérica y el ente cooperante, para postergar la entrega de un Segundo Convenio para desarrollar la zona costera mientras el gobierno salvadoreño no muestre un compromiso sólido para administrar el fondo.

“Nosotros dos, el Presidente y el miembro de mayor rango en el Subcomité sobre el Hemisferio Occidental del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes del Congreso, respectivamente, estamos preocupados por los informes que hemos recibido sobre la falta de cumplimiento en El Salvador de estos importantes requisitos”, enfatizan.

“Tanto empresas estadounidenses como los medios salvadoreños de prensa informan sobre lo que parecen ser ejemplos de corrupción por parte de funcionarios públicos, así como sobre el insuficiente interés por parte del Gobierno de El Salvador para tomar en consideración las opiniones del sector privado al formular la política económica del país y su ejecución”, dicen los líderes del subcomité formado por siete legisladores republicanos y siete demócratas.

Los congresistas exponen que en la reunión sostenida en marzo con los directivos de la MCC les dejaron ver el enfoque principal de esta forma de cooperación de los Estados Unidos, que tiene como base el fomento de buenas políticas públicas, un entorno de negocios amigable y próspero, con resultados concretos medibles.

“Apoyamos firmemente la misión del MCC de entregar ‘cooperación externa inteligente de EE. UU., centrándose en las buenas prácticas, en la voluntad política de los países para tomar control de su propio desarrollo y en resultados concretos'”, agregan.

Salmon y Siris también alaban los buenos criterios de la MCC para dar seguimiento y oportunidad para un eventual Segundo Convenio, que en El Salvador es conocido como Fomilenio II, luego que el país fuera elegible para gozar del apoyo de este modo de cooperación al desarrollar de manera exitosa el primer convenio para el desarrollo de la zona norte, el que estuvo a cargo del exministro de Obras Públicas, José Ángel Quirós.

“Cuando se implementa correctamente y se administra bien, la Corporación del Desafío del Milenio es un instrumento sumamente valioso en la caja de herramientas de cooperación económica externa de los Estados Unidos. Encomendamos al Consejo de Administración del MCC por dar el paso responsable de asegurar que todos los criterios del MCC se cumplen antes de proceder en el caso de este convenio (con El Salvador)”, reiteran.

Salmon, que representa a Arizona en la Casa de Representantes, no estuvo disponible para hacer comentarios pues se encuentra de receso y regresará a Washington en los próximos días.

Sin embargo, la directora de comunicaciones de la oficina del congresista, Kristine Michalson, luego de confirmar en los registros la autenticidad y despacho de la misiva, dijo que él estaría dispuesto más adelante en abordar en profundidad los temas concernientes de esta iniciativa.

Decisión en septiembre

El vicepresidente adjunto de la MCC, Thomas Hurley, comentó el fin de semana a El Diario de Hoy, que la oficina técnica cooperante presentará la propuesta del segundo tracto a los directivos en septiembre próximo, en la reunión general.

El directivo explicó que antes de anunciarse el desembolso de cerca de $300 millones que ha solicitado el gobierno salvadoreño, tiene que haber resultados de las reuniones bilaterales que se siguen entre los gobiernos de ambos países. Generar un ambiente próspero de negocios es una de las prioridades de la MCC para que el país sea benefactor del segundo convenio, manifestó Hurley.

“Nuestra intención es seguir presentando el convenio a nuestra junta de directores en septiembre. Estamos todavía desarrollando el proceso; entonces tenemos que seguir esas diligencias y hay de por medio otros diálogos amplios que se siguen entre el gobierno de los Estados Unidos y de El Salvador”, dijo Hurley.

El ente donante estaría dando seguimiento al cumplimiento de estas premisas de la corporación, que además de mantener los indicadores de desarrollo humano requeridos al país para hacerse del dinero destinado a crear el polo de desarrollo en la franja costera, el mismo está condicionado a la generación de dividendos con el desembolso, especialmente con las dinámicas del sector productivo.

El vicepresidente Adjunto Thomas Hurley dijo que el directorio de la MCC está abierto para mantener contactos con todos los sectores clave del país para determinar la viabilidad de un segundo convenio con Fomilenio II.

Se intentó obtener una postura del embajador de El Salvador en Washington, Rubén Zamora, sobre la postergación del segundo convenio impulsada por los congresistas, quienes indican sus preocupaciones por conflictos del ejecutivo con el sector privado y la corrupción que estaría dándose en el país en las esferas públicas.

La gestión realizada a través de la oficina de prensa de la embajada no dio resultados, pues la misma pidió primero remitirles copia de la carta firmada por los congresistas para estudiar los argumentos de los legisladores y poder así sentar una postura, pero pasadas las horas del intercambio de información y hasta el cierre de esta nota, luego de reiteradas llamadas para consignar una declaración del embajador salvadoreño ante los Estados Unidos, no hubo respuesta a este medio.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios