Secciones
×

Síguenos en

Iglesia: Médicos deben salvar a madre e hijo

Exhortan al gobierno a cumplir con la Constitución y no hacer del caso de Beatriz un acto para legislar a favor del aborto

Los obispos salvadoreños pidieron que se brinde la mejor atención médica posible a Beatriz y que se respete la vida del feto.
Los obispos salvadoreños pidieron que se brinde la mejor atención médica posible a Beatriz y que se respete la vida del feto.

Por Eugenia Velásquez politica@eldiariodehoy.com

Abr 26, 2013- 20:00

El ser que crece dentro de Beatriz es anencefálico, pero tiene tanto derecho a la vida como ella. Así lo declararon ayer los obispos católicos de El Salvador.

“El derecho inalienable de todo individuo humano inocente a la vida constituye un elemento constitutivo de la sociedad civil y de su legislación”, dice el pronunciamiento de la Conferencia Episcopal de El Salvador (CEDES).

Según los obispos, la Constitución reconoce como “persona humana” a todo ser humano desde el instante de la concepción”, por tanto denegar el aborto terapéutico solicitado por Beatriz, para proteger al que ha de nacer, “no constituye violación de derechos constitucionales”, según la CEDES.

Varias organizaciones feministas han exigido a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que autorice que se le practique un aborto terapéutico, pues, según médicos de Maternidad, es la única forma de salvarle la vida.

Las ONG argumentan que no permitir el aborto constituye una violación a los derechos de Beatriz.

“Los médicos deben salvaguardar la vida y la salud de la madre y la de su hijo, realizando los procedimientos éticos y médicos adecuados”, afirman los obispos, quienes piden que este caso no se use para legislar a favor del aborto.

La CEDES considera que aunque exista un diagnóstico que revele una malformación congénita para un niño aún en el vientre de su madre, esto no equivalga a “una sentencia de muerte”, pues “sólo Dios es Señor de la vida desde su comienzo hasta su término, (y) nadie, en ninguna circunstancia, puede atribuirse el derecho de matar de modo directo a un ser humano inocente”.

Recordaron la obligación que tiene el Estado de cumplir con lo que manda el artículo 1 de la Constitución: “El Salvador reconoce a la persona humana como el origen y el fin de la actividad del Estado (…) Asimismo reconoce como persona humana a todo ser humano desde el instante de la concepción. En consecuencia, es obligación del Estado asegurar a los habitantes de la República el goce de la libertad, la salud, la cultura, el bienestar económico y la justicia social”.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios