Secciones
×

Síguenos en

Gobierno quitó las reservas de El Cairo

Desechó las reservas u objeciones contenidas en el Programa de Acción de El Cairo de 1994.

Por El Diario de Hoy nacional@eldiariodehoy.com

Abr 17, 2013- 20:00

En agosto de 2010, el Estado salvadoreño retiró las reservas planteadas al Programa de Acción de El Cairo, dando así el aval completo a un documento que al momento de ser formulado, en septiembre de 1994, causó polémica porque la Iglesia Católica y las organizaciones provida vieron en este un intento por promover el aborto.

“Tengo el honor de dirigirme a Vuestra Excelencia, en ocasión de hacer de su conocimiento y para los fines pertinentes, la decisión del Gobierno de El Salvador de retirar las reservas realizadas al Programa de Acción de El Cairo”, decía la carta enviada al Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, suscrita por el encargado de negocios de la misión permanente de El Salvador ante la ONU, Carlos Enrique García González.

En 1994, el gobierno del entonces presidente Armando Calderón Sol interpuso el derecho de El Salvador a no adherirse a los conceptos de “familia, los derechos reproductivos, la salud reproductiva, la planificación familiar y el término individuo”.

Sin embargo, la decisión del actual gobierno de quitar las reservas pasó inadvertida en 2010, pero hubo un hecho que dejó entrever que algo pasaba: la entonces directora del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (Isdemu), Julia Evelyn Martínez, suscribió en nombre del Estado el Consenso de Brasilia.

Dicho documento hacía referencia al Plan de Acción de El Cairo para “justificar la necesidad de revisar las leyes punitivas contra la interrupción voluntaria del embarazo”, explicó la exdirectora del Isdemu.

El excanciller de la República, Francisco Laínez, advirtió que el documento de El Cairo contradice la Constitución salvadoreña, específicamente en la parte que penaliza el aborto.En agosto de 2010, el Estado salvadoreño retiró las reservas planteadas al Programa de Acción de El Cairo, dando así el aval completo a un documento que al momento de ser formulado, en septiembre de 1994, causó polémica porque la Iglesia Católica y las organizaciones provida vieron en este un intento por promover el aborto.

“Tengo el honor de dirigirme a Vuestra Excelencia, en ocasión de hacer de su conocimiento y para los fines pertinentes, la decisión del Gobierno de El Salvador de retirar las reservas realizadas al Programa de Acción de El Cairo”, decía la carta enviada al Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, suscrita por el encargado de negocios de la misión permanente de El Salvador ante la ONU, Carlos Enrique García González.

En 1994, el gobierno del entonces presidente Armando Calderón Sol interpuso el derecho de El Salvador a no adherirse a los conceptos de “familia, los derechos reproductivos, la salud reproductiva, la planificación familiar y el término individuo”.

Sin embargo, la decisión del actual gobierno de quitar las reservas pasó inadvertida en 2010, pero hubo un hecho que dejó entrever que algo pasaba: la entonces directora del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (Isdemu), Julia Evelyn Martínez, suscribió en nombre del Estado el Consenso de Brasilia.

Dicho documento hacía referencia al Plan de Acción de El Cairo para “justificar la necesidad de revisar las leyes punitivas contra la interrupción voluntaria del embarazo”, explicó la exdirectora del Isdemu.

El excanciller de la República, Francisco Laínez, advirtió que el documento de El Cairo contradice la Constitución salvadoreña, específicamente en la parte que penaliza el aborto.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios