Secciones
×

Síguenos en

Acumulan delito de homicidio de turistas a teniente coronel

Según FGR, sería el enlace con los sicarios

El militar fue enviado al penal de Metapán, mientras dura la investigación de ataque a dos estadounidenses.
El militar fue enviado al penal de Metapán, mientras dura la investigación de ataque a dos estadounidenses.

Por Jorge Beltrán Luna sucesos@eldiariodehoy.com

Abr 10, 2013- 19:00

Al teniente coronel Miguel Arístides Martínez Melgar le llovió sobre mojado ayer en el Juzgado de Paz de San Juan Talpa: después de escuchar que sería enviado a prisión preventiva por el delito de fraude procesal, investigadores policiales le notificaron que también será procesado por el homicidio de una turista y heridas graves en otra.

José María Martínez Melgar corrió la misma suerte que el oficial, su tío.

Ambos, según el jefe de la Fiscalía de Zacatecoluca, Daniel Domínguez, participaron presuntamente en el ataque cometido el lunes uno de abril en cantón Valle Nuevo, en Olocuilta, departamento de La Paz.

Ahora deberán responder por la muerte de Ana Cristina Ramos, 54 años, de origen colombiano pero nacionalizada estadounidense, e intento de homicidio en Suyapa del Carmen Canales Villatoro, de 36 años, salvadoreña con ciudadanía estadounidense, quien quedó gravemente herida al recibir un disparo en la cabeza.

Los asesinos la creyeron muerta. Horas después fue auxiliada por autoridades policiales y a pesar de que su estado de salud es grave, su recuperación es prometedora, según sus familiares.

El atentado, según la Fiscalía, fue ordenado por José Elías Canesa Deleón, también salvadoreño con residencia en Estados Unidos, quien presuntamente habría pagado 36 mil dólares para que asesinaran a su esposa, Canales Villatoro, debido a problemas maritales.

FGR: militar fue el enlace

El fiscal Domínguez aseguró que el militar sirvió de enlace entre Canesa Deleón y los sicarios. Registros telefónicos y otras pruebas están contra él.

José María Martínez Melgar es presuntamente, según investigadores, uno de los autores directos del ataque, junto a otros hombres que aún no han sido detenidos.

El involucramiento del oficial provocó estupor en San Juan Talpa, donde se le considera “un buen vecino”. En el estamento militar lo tienen como un buen jefe.

Pero, según la investigación de la Fiscalía, en la casa del militar había pertrechos militares cuya tenencia no estaba autorizada y era ilegal.

Además, el coronel supuestamente intentó sustraer de las investigaciones una pistola que las autoridades policiales y fiscales buscaban en la casa del oficial por tener sospechas de haber sido utilizada en el ataque a las dos mujeres.

Ayer, junto al oficial y a José María, el sobrino, fue llevado al juzgado Guillermo Antonio Martínez Martínez, pariente de los dos anteriores, para que respondiera por resistencia al arresto. Fue el único que salió libre ayer mismo.

Pero en San Juan Talpa creen que un familiar de los Martínez anda huyendo porque las autoridades presumen que sería otro de los que ejecutaron el ataque a las dos mujeres.

Este último es señalado por vecinos de San Juan Talpa como un supuesto vendedor de drogas a pequeña escala.

Varios vecinos indican que hace pocos días sus familiares le advirtieron que dejara de llevar esa vida porque si no, ellos mismos lo entregarían a la policía. El joven, de unos 20 años, les respondió que, a cuando llegaran a denunciarlo, se vengaría.

Residentes en San Juan Talpa señalan que el sospechoso supuestamente huyó el mismo día que las autoridades policiales registraron la casa del coronel.

Por ahora se desconoce su paradero.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios