Secciones
×

Síguenos en

Jueza le pone delito menor a imputado detenido por plagio en Sensuntepeque

Cambió de secuestro agravado a privación de libertad (rapto) porque consideró que el imputado no completó el delito

Por Óscar Iraheta David Marroquín sucesos@eldiariodehoy.com

Abr 26, 2013- 19:00

Una jueza de Paz del municipio de Sensuntepeque, Cabañas, benefició ayer a un supuesto secuestrador de un niño de siete años, al cambiarle la gravedad del delito por uno menor, según revelaron fuentes judiciales.

Las fuentes declararon que la juzgadora cambió la calidad del delito de secuestro agravado a privación de libertad (rapto).

Luis Antonio González, supuesto marero de la 18, ya no enfrentará una condena de 50 años de cárcel, sino que entre tres y seis años de prisión, según el Código Procesal Penal.

La jueza argumentó que el hecho que el imputado entregó al niño y no cobró los 60 mil dólares que habían pedido por el rescate fueron tomados en cuenta para reducir el delito, según confirmaron las fuentes judiciales. La audiencia inicial se realizó el pasado jueves en la mañana.

Ante la resolución de la juzgadora, el abogado defensor Elías Abisaí Romero Martínez declaró que las pruebas del Ministerio Público no fueron contundentes.

El profesional agregó que la Fiscalía no presentó la bitácora de llamadas donde se establece el supuesto cruce de llamadas entre la familia de la víctima y los secuestradores.

Además no hubo un reconocimiento de personas, dijo Romero Martínez.

“Estamos en un caso donde las pruebas han sido muy débiles para considerarlo como secuestro agravado”, afirmó el abogado público.

Fiscalía apelará el fallo judicial

El jefe de la Unidad Anticrimen de esa institución, Rodolfo Delgado, sostuvo que respetan la decisión judicial por el cambio del delito, aunque no la comparten porque se dieron todas las características del secuestro en el caso del menor.

Agregó que hubo una demanda económica de parte de los secuestradores, aunque no se pagó ningún centavo porque los plagiarios liberaron a la víctima, antes de llegar a un acuerdo, al sentir la presión de los investigadores de la Deco y de la Policía local.

“Más adelante vamos a pedir a otro tribunal que haga el cambio del delito de privación de libertad a secuestro”, dijo Delgado.

Explicó que el detenido González Zavala participó directamente del secuestro del menor.

Fuentes de la Policía aseguraron que la víctima pudo identificar en rueda de fotografías a González Zavala como uno de sus secuestradores.

A los otros dos supuestos pandilleros los arrestaron porque ayudaron a esconder a González, luego de que éste escapó después de dejar abandonado al menor.

Sin embargo, los dos han sido acusados de agrupaciones ilícitas, pero las investigaciones siguen para establecer si ellos también participaron de la custodia de la víctima.

El niño fue raptado antes de que entrara a la su escuela. Los sujetos entregaron un teléfono para hacer las negociaciones a su hermano mayor. Le indicaron que se regresara a su casa.

Los secuestradores pretendían mantener al niño en una casa, pero abortaron el plan y permanecieron en una cueva en Sensuntepeque tomando bebidas alcohólicas.

Al niño le dieron golosinas y agua y le permitieron hablar con la mamá.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios