Secciones
×

Síguenos en

Niña mexicana localizada en el país sería vendida en Europa

Así lo publicó ayer el periódico mexicano El Excélsior. El sujeto fue arrestado con la niña en El Salvador y, según el rotativo, confesó que la pequeña iba a ser vendida al referido continente donde ya existía un comprador

Valeria, de cuatro años, se reunió el domingo con su familia en la ciudad de Texcoco, en México. Foto / Cortesía El Excélsior
Valeria, de cuatro años, se reunió el domingo con su familia en la ciudad de Texcoco, en México. Foto / Cortesía El Excélsior

Por Óscar Iraheta Cristian Díaz Milton Jaco sucesos@eldiariodehoy.com

Abr 15, 2013- 19:55

Valeria, la niña de cuatro años que fue rescatada por las autoridades de El Salvador la semana anterior, tras haber sido raptada desde un centro comercial en la ciudad de Texcoco, México, el 1 de abril, iba a ser vendida a Europa, según publicó ayer el periódico mexicano El Excélsior.

Hasta ayer, la Fiscalía salvadoreña no tenía ningún indicio del supuesto destino de la niña, según confesó la jefe fiscal de la Unidad de Trata de Personas, Smirna Calles.

La jefa fiscal aseguró que Valeria fue raptada por una estructura criminal internacional a la que pertenece el salvadoreño Nelson Bladimir Valencia Masin, de 43 años, quien fue acusado ayer en el juzgado de Paz de Sonsonate por los delitos de privación de libertad, tráfico de personas y agresión sexual.

La pequeña fue engañada con chocolates al momento que jugaba con otros niños.

Valencia tenía a la niña robada en una casa situada en la zona rural del municipio de Nahuizalco, donde la Policía la recuperó el viernes pasado.

La jefa fiscal expresó ayer que los investigadores le encontraron a Valencia billetes de diferentes denominaciones de México, Guatemala, El Salvador y Ecuador.

Además su pasaporte tiene varios sellos de entradas a Guatemala y México que realizó semanas atrás. También tiene una cuenta bancaria de 800 dólares abierta el lunes 8 de abril en San Salvador.

Entre las pruebas que tiene el Ministerio Público están los documentos encontrados al imputado y las declaraciones de varios testigos. También exámenes médicos que confirman que la niña fue agredida sexualmente, al parecer por parte de Valencia Masin.

Calles agregó que la niña reconoce al sujeto que la habría trasladado en buses desde México con otros dos sujetos evadiendo todos los controles migratorios.

Salvadoreña la identificó en programa mexicano

Tras la desaparición de la niña, las autoridades del Estado de México difundieron su fotografía. El programa “Laura en América” retomó la imagen y la publicó.

Una pobladora de Nahuizalco se percató de la foto y de inmediato confirmó que era la misma niña que estaba en una casa vecina.

La salvadoreña llamó a la Policía y a un pariente que vive en Austin, Texas, y le expresó que unos vecinos tenían a “la niña que salió en la televisión que había sido robada en México”, según el periódico mexicano.

La Policía inició las investigaciones y tras localizar a Valeria también detuvieron a Valencia Masin. Tras ser detenido confesó “que pretendía llevarla a Europa, donde ya tenía un posible comprador”, publicó el periódico El Excélsior.

A las 5:00 de la tarde del viernes 12 de abril sonó el teléfono del secretario del Ayuntamiento de Texcoco, Horacio Duarte. Tenía una llamada desde Estados Unidos con información sobre Valeria, quien para ese momento cumplía 12 días desaparecida.

El interlocutor del funcionario aseguraba que había información de la niña cuya imagen y datos fueron distribuidos a través de la Alerta Amber, especializada en la búsqueda de menores robados o extraviados.

Instantes después las autoridades de Texcoco contactaron a la Fiscalía y a la Policía de El Salvador e inició la valiosa coordinación entre las autoridades de ambos países.

El Salvador envió la foto de Valeria por un correo electrónico. Ahí estaba la pequeña; tenía un peinado de dos colas y estaba vestida con una blusa de tirantes y un “short”. Ya no llevaba la blusa naranja con flores ni el pantalón negro que le puso su mamá el día que fue raptada desde un centro comercial.

Confesiones de Valeria fueron reconocidas por su madre

Las autoridades municipales llamaron a la madre de la menor, Ana Cecilia; le mostraron la fotografía y junto con ella se enlazaron por videochat hasta El Salvador.

Para confirmar que era Valeria los investigadores le hicieron tres preguntas: —¿Cuál es tu dulce favorito? —El pelón de chile. —¿Qué caricatura te gusta? —El Mickey. —¿Cómo se llama tu abuelo? —Pe-dlo, respondió la niña.

Al escuchar las respuestas, las lágrimas invadieron a la mamá de Valeria. Escuchar de nuevo que su hija no puede pronunciar la letra “r” y que por eso le decía Pedlo a su abuelo Pedro la hizo llorar.

No había duda, la menor en esa pantalla era su hija.

Estaba a miles de kilómetros, pero sana, y Ana Cecilia sabía que pronto estaría de regreso. El domingo, un grupo de investigadores y diplomáticos de México acompañó a la niña hasta México.

Aunque Valencia Masin está detenido en El Salvador implicado en el robo de Valeria, la Procuraduría de Justicia del Estado de México lleva a cabo una investigación aparte para determinar si se trata de una banda dedicada al robo de menores y los detalles de la sustracción de la niña, para lo cual están en coordinación con la Policía salvadoreña.

La audiencia ha sido programada para mañana.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios