Secciones
×

Síguenos en

Vendedores rechazan buses en una calle

Vendedores del mercado central se niegan a que las diferentes rutas del transporte colectivo hagan sus recorridos por la zona donde ellos venden

Esta vía se ha convertido en una improvisada plaza comercial por la que caminan muchas personas. Fotos EDH / Insy Mendoza
Esta vía se ha convertido en una improvisada plaza comercial por la que caminan muchas personas. Fotos EDH / Insy Mendoza

Por Mauricio Guevara comunidades@eldiariodehoy.com

Abr 01, 2013- 19:00

SANTA ANA. Varios vendedores que se ubican en la 3a. Calle Poniente, en los alrededores del mercado central, mostraron su descontento ante la posibilidad de que al menos tres rutas de microbuses puedan utilizar dicha calle para realizar su recorrido.

Según las autoridades municipales a partir de ayer, las rutas 6, 8, 10 utilizarían dicha arteria para viajar hacia el oriente de la ciudad.

El malestar de los vendedores se debe a que, según ellos, con el paso de las unidades el riesgo de sufrir accidentes se vuelve inminente, principalmente para sus hijos.

“Aquí los buses pasan demasiado rápido, los niños no tienen ninguna seguridad y ellos (los transportistas) no se hacen cargo si los golpean”, manifiesta Gloria Flores.

Opinión similar tiene Ceci Ramos, quien considera que esta calle no cuenta con las condiciones necesarias para el paso de los microbuses.

“Aquí pasa bastante gente y la calle es bien estrecha, al menos yo no estoy de acuerdo que pasen”, dijo.

Sin embargo las opiniones entre los vendedores, están divididas. Algunos esperan que con el nuevo recorrido de los buses, las ventas puedan incrementar.

“La gente va pasando en el bus, ve las cosas que estamos vendiendo y si le gustan se bajan y regresan”, consideró Ana María Melgar.

Pero ninguno de ellos se refiere a que las calles son precisamente para el paso de vehículos, no para ventas.

Se tenía previsto que las unidades del transporte público realizaran el nuevo recorrido desde el día de ayer. Sin embargo, los motoristas solo hicieron el intento a tempranas horas de la mañana y luego continuaron con la ruta acostumbrada.

“Lo que pasó es que las láminas de los puestos del mercado aún están muy salidas y nos topa el techo de los microbuses. Si se arruinan a nosotros nos los cobran”, dijo un conductor de la Ruta 6, Pedro Morán.

El motorista, asegura que tendrán que esperar a que la municipalidad tome acciones concretas de acuerdo con esta situación, y haga valer los límites establecidos a cada uno de los puestos para que los microbuses puedan transitar libremente.

Hace unas semanas la municipalidad recarpeteó un buen tramo de la calle en cuestión. En su momento, los comerciantes aplaudieron la obra pero nunca se imaginaron que ya en mejores condiciones sería utilizada para el tránsito de vehículos, que es su función.

Esta acción se suma a las jornadas de reordenamiento que la administración de mercados municipales realizó el pasado mes de marzo, cuando algunos puestos fueron penados por exceder los límites de espacio.

Respecto a la modificación de las rutas, se intentó contactar con el jefe regional del Viceministerio de Transporte (VMT). Gilberto Delgado, pero este no atendió las llamadas.

Para algunos vendedores, esta decisión fue tomada de manera arbitraria, sin consultarles a ellos y sin tener en cuenta las consecuencias que podrían generarse.

“A ellos no les importa la seguridad de los peatones ni la de nosotros, solo ven los beneficios de ellos mismos”, dijo otra vendedora, quien pidió omitir su nombre.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios