Secciones
×

Síguenos en

Caen cuatro sospechosos por ataque en Armenia

Capturados son integrantes de la mara salvatrucha (MS), quienes estarían vinculadosAutoridades suponen que pudo derivarse de rencillas entre esos grupos, pese a la tregua

Los seis jóvenes fueron emboscados en una quebrada del cantón El Cedro, en Armenia, Sonsonate. Foto EDH / archivo
Los seis jóvenes fueron emboscados en una quebrada del cantón El Cedro, en Armenia, Sonsonate. Foto EDH / archivo

Por

Abr 12, 2013- 19:00

La División Central de Investigaciones (DCI) de la Policía tiene capturados a cuatro pandilleros de la mara Salvatrucha (MS) como sospechosos de haber participado en el ataque armado en el que tres menores murieron y otros dos resultaron gravemente heridos entre los cantones El Cedro y El Cedrito, en Armenia, Sonsonate.

Del hecho hubo un sobreviviente ileso que pudo haber reconocido a los detenidos como parte del grupo de individuos que atacó a las víctimas que se supone se habían internado en un sector asediado por la mara Salvatrucha.

En el ataque murieron Wilber Alexander Jiménez, de 16 años; Bryan Leodan Valle Ramírez, de 14; y Marlon Geovani Arévalo, de 13; a quienes la Policía los vincula con la pandilla 18. Los lesionados son: José C., y un menor de edad, quienes se encuentran en un hospital.

Tras conocerse el triple homicidio, patrullas de la Policía hicieron un operativo de búsqueda de los atacantes que se prolongó hasta ayer por la mañana. Policías de la División Central de Investigación (DCI) capturaron a Jorge Alberto TV, de 18 años; Douglas Otoniel H., de 18; Kevin Uriel S. H., de 19; y José Enrique G. M., de 20.

El jefe de la Policía en la región Occidental comisionado Douglas García Funes explicó que las primeras investigaciones arrojan que las víctimas regresaban, aparentemente, de robar animales de algunas casas del sector. Sostuvo que el ataque pudo haberse registrado en horas del mediodía y que los pandilleros atacantes tuvieron todo el tiempo posible para poder “limpiar la escena del delito”, porque solo un casquillo de escopeta 12 mm fue recuperado.

Aun cuando la Policía señala a las víctimas como pandilleros de la mara 18, sus familiares aseguraron que no tenían ningún vínculo con esos grupos criminales.

“Él no era pandillero ni los otros cipotes, a mi nunca me dijo nada, él no tenía enemistades porque se llevaba con todos”, dijo la madre de Wilber Alexander.

Por lo manifestado por los familiares, los jóvenes habían dejado de estudiar por razones que no especificaron los parientes, pero según ellos, se dedicaban a ir a buscar leña, frutas y flor de Izote para después irlos a vender.

Las víctimas residían en las colonias Las Flores y San Fernando; las cuales son asediadas por pandilleros de la 18.

Un vecino de los jóvenes explicó que uno de ellos había dejado de estudiar porque lo habían expulsado de la escuela, aparentemente por indisciplinado.

El jefe de la unidad que investiga los homicidios y las pandillas de la Fiscalía Óscar Torres explicó que tienen en investigación tres hipótesis.

Agregó que una de las cuales corresponde a las disputas territoriales que mantienen las pandillas y que las víctimas entraron a una zona donde operan pandilleros de la MS.

La segunda apunta, según Torres, a que podría tratarse de una venganza de pandilleros de la MS por el asesinato de una joven de 14 años, ocurrido el martes pasado en la colonia San Antonio de ese municipio.

Y la tercera que manejan las autoridades fiscales es que alguien se tomó la justicia por sus propias manos luego de que las víctimas les robaran varios animales de corral.

Y en efecto, las víctimas traían cuatro gallinas, un pato, y una cabra que se supone habían robado en casas de la zona. Sin embargo, los pandilleros mataron también a las tres gallinas, al pato y a la cabra.

Torres dijo que ninguno de los tres jóvenes asesinados tenían tatuajes alusivos a las pandillas, pero si tenían heridas causadas por disparos de escopeta en el tórax, espalda y en la cabeza.

Los cadáveres de los tres menores quedaron esparcidos en un radio de 300 metros, lo que hace suponer a los fiscales que las víctimas corrieron en distintas direcciones para tratar de escapar del ataque, pero más adelante cayeron sin vida.

Relatos de testigos señalan que el ataque se registró a eso de la 1:30 de la tarde en los momentos en los que las víctimas iban hacia sus casas. De repente las víctimas, quienes caminaban en una sola fila, fueron emboscados por no menos de seis individuos, algunos de ellos cubiertos de sus rostros con gorros pasamontañas; y con escopetas calibre 12 mm.

“En los momentos en los que los interceptan, se escucha que dicen aquí vienen estos chavalas y comenzaron a dispararles”, dijo Torres, quien agregó que el término “chavalas” es utilizado por mareros la MS para referirse a los pandilleros rivales.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios