Secciones
×

Síguenos en

Hay 14 personas en lista de espera de una cirugía para tratar el exceso de peso

La operación consiste en reducir el tamaño del estómago o recolocar los intestinos.

Pacientes ingresados en el Servicio de Endocrinología. foto EDH / archivo
Pacientes ingresados en el Servicio de Endocrinología. foto EDH / archivo

Por Yamileth Cáceres nacional@eldiariodehoy.com

Abr 01, 2013- 21:00

Desde 2005, en el hospital nacional Rosales se ofrece un procedimiento quirúrgico como parte del tratamiento para tratar la obesidad.

La cirujana digestiva Virginia Rodríguez Funes indicó que hubo años en los que tuvieron que suspender los procedimientos.

Desde finales de 2007 hasta el 2011 se trabajó continuamente. Hubo un año en el que se sobrepasaron las 13 intervenciones quirúrgicas.

Pero el año pasado se detuvo este tipo de cirugía. “Fuimos cuestionadas por las autoridades, por los insumos que estábamos consumiendo, porque no teníamos las camas y los instrumentos adecuados”, comentó la cirujana.

Este año han retomado el tratamiento y hasta la fecha han sido intervenidos cuatro pacientes, pero en la lista de espera hay 14 más.

Rodríguez Funes comentó que en el hospital se ha estado priorizando a los pacientes con enfermedades malignas, como el cáncer u otras que están relacionadas con una muerte inminente.

Añadió que los candidatos a este procedimiento deben reunir una serie de requisitos para lograr que la cirugía sea un éxito.

La intervención está indicada en una persona que tiene más de 30 de índice de masa corporal (IMC) y alguna enfermedad agregada, como hipertensión, diabetes, problemas cardiacos y en los que ya se intentó por otros medios controlar el peso, pero no se logró.

Por ejemplo un paciente que ya se le trató su trastorno compulsivo, que se le ha dejado dieta y ejercicio y en los superobesos, es decir, que tengan 40 de IMC.

Los procedimientos

La especialista explicó que se realizan las cirugías restrictivas y las malabsortivas. En la primera lo que se hace es reducir el tamaño del estómago para que las personas coman poco y no se queden con hambre. En la segunda se cambia la colocación de los intestinos para que los nutrientes no sean absorbidos del todo.

Entre las anteriores hay otros tipos de cirugía: la manga gástrica, la plicatura gástrica y el baipás.

Después de la operación las personas deben quedar en control con la nutricionista para obtener buenos resultados.

“Para nosotros como médicos y cirujanos la operación es una técnica, pero la gente cree que es magia y ahí es donde está el problema porque no va a rebajar de un día para otro”, dijo Rodríguez Funes.

Se espera que en un año, las personas logren perder cerca del 50 por ciento del exceso de peso. Pero no todos cumplen las indicaciones.

Una parte ya no regresa a sus controles y de los que tienen un seguimiento, el 20 por ciento no cumple, siguen tomando gaseosa, comiendo chocolates y dulces. Entonces la pérdida de peso es poca.

Rafael Antonio Orellana, endocrinólogo del Rosales, indicó que en su consulta este año ha visto cuatro candidatos para el procedimiento quirúrgico.

Orellana sostiene que los pacientes deben tener una evaluación endocrinológica para investigar todos los factores de riesgo, un chequeo siquiátrico para prepararlo ante la pérdida de peso y control con la nutricionista. Además de una evaluación con el neumólogo y el cardiólogo.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios