Secciones
×

Síguenos en

Un carpintero que hizo a su familia emprendedora

Este obrero es una de las pocas personas tenaces y luchadoras que a través del esfuerzo diario y el conocimiento adquirido, han logrado independizarse para poner su propio taller de carpintería. Ahora lucha por hacerlo rentable

La familia de Óscar se especializa en hacer coloridos cuadros decorativos que sirven para ubicarlos en salas, cuartos y jardines.La jornada ha sido larga y pesada, pero también satisfactoria. Ha llegado la hora de que Óscar tome su merecido descanso.
La familia de Óscar se especializa en hacer coloridos cuadros decorativos que sirven para ubicarlos en salas, cuartos y jardines.La jornada ha sido larga y pesada, pero también satisfactoria. Ha llegado la hora de que Óscar tome su merecido descanso.La edificación posee un sistema sismo resistente

Por Texto y fotos: Gerardo Grassl

Mar 01, 2013- 19:00

Carpintería Leiva es el nombre del lugar, y nació después de que Óscar Antonio Leiva, su propietario, trabajara muchos años en una empresa fabricante de muebles, donde adquirió los diferentes conocimientos para luego aplicarlos en su propio negocio.

Leiva, un carpintero muy dedicado, vive junto a su esposa e hijos en la comunidad El Corralito, kilómetro 22 de la carretera al Puerto de La Libertad.

La carpintería que tiene este obrero es fruto de muchos años de trabajo y de experiencia, ahora dice Óscar, “más que mi casa, es mi taller”.

Todo comenzó hace siete años cuando se independizó. Se juntó con familiares y amigos para realizar este proyecto. Óscar dice que le tomó varios años para implementar en su taller los conocimientos para llevar a cabo los diversos tipos de trabajo en madera.

Gracias a sus trabajos anteriores logra conocer muchos clientes importantes, y a través de ellos ha podido exportar varios productos hacia Guatemala.

Cuenta el artesano que esas exportaciones que realizó hace varios años, fue lo que le permitió establecer su taller con buenas herramientas de trabajo.

Es para comer y no para ganar

En el taller, ocho miembros de su familia trabajan directamente, y la idea es mantener una línea de proveedores de materia prima con amigos y conocidos suyos, pues el mismo comenta “esto es para comer todos, no para ganar”.

Entre los productos que se fabrican en la carpintería están los famosos marcos de colores, puertas, mesas, marcos de espejos, entre otros.

Don Óscar cuenta que en el punto de venta, a la orilla de la calle, siempre mantiene a una persona encargada de comercializar el producto con los interesados.

Muchas veces se encuentra su hijo atendiendo, otras veces él toma su lugar, porque lo importante es vender un producto de calidad.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios