Secciones
×

Síguenos en

Visita generó un caos vial en San Miguel

PNC cerró vías principales desde las 6:00 de la mañana, lo que provocó un tráfico pesado y lento.

Policías impiden el paso en una calle céntrica de la ciudad de San Miguel por la visita de Funes. foto edh / lucinda quintanilla
Policías impiden el paso en una calle céntrica de la ciudad de San Miguel por la visita de Funes. foto edh / lucinda quintanilla

Por Carlos Segovia Lucinda Quintanilla nacional@eldiariodehoy.com

Mar 15, 2013- 22:00

Lo que para muchos fue una grata visita de parte del presidente Mauricio Funes a tierras migueleñas, para otros significó una mañana llena de amargura, estrés y desesperación, pues tuvieron que soportar un intenso congestionamiento en las principales calles del centro de la ciudad.

Desde las 6:00 de la mañana, la Policía cerró varias de las principales calles de la cabecera, como fue el caso de la Avenida Roosevelt Norte, entre la calle Chaparrastique y la 6a. Calle Poniente, además de la 2a. y 4a. Calle Poniente, así como la 9a. y 11a. Avenida Norte.

Cabe destacar que estas son las calles de acceso y salida al centro de San Miguel, y las que registran la mayor carga vehicular diaria, razón por la que el resto de vías de la zona céntrica estuvieron atascadas de automovilistas desde antes de las 7:00 a.m. hasta pasadas las 12:00 del mediodía.

Las complicaciones vehiculares afectaron por igual a comerciantes, padres que llevaban sus hijos a las escuelas, a quienes iban a sus trabajos, a transportistas de pasajeros y hasta el transporte de carga, que fue obligado a rodear la ciudad para seguir sus rutas.

Carolina Martínez, transportista de escolares, aseguró como a las 6:20 a.m. que el cierre de las calles era “porque dicen que viene el Presidente, pero considero que es demasiado el perímetro cerrado”.

Se refería al acto en el que participaría el mandatario en el parque del cementerio a partir de las 9:00 de la mañana, pero la Policía había cerrado tres horas antes al menos tres cuadras a la redonda.

A Misael Romero, un taxista que se dirigía al sector del centro penitenciario, lo obligaron a rodear casi un kilómetro la ciudad ante el cierre tempranero de la novena Avenida Norte. Lo irónico fue que cuando lo desviaron estaba a escasas dos cuadras de llegar a su destino.

Residentes de la zona tampoco pudieron sacar sus vehículos. Aseguraron que nadie les previno del acto presidencial ni del cierre de las vías, pese a que Hugo Torres, jefe de Tránsito de la PNC, confirmó que el cierre se coordinó tres días antes con el VMT.

“Es una barbaridad, encima que lo atrasan a uno rumbo a su trabajo, lo hacen caminar”, se quejó Esperanza Espinoza, quien labora en un restaurante y se transporta en autobús.

Al congestionamiento de las calles contribuyó que hubo mucha afluencia de personas beneficiarias del programa Territorios de Progreso que ayer anunció Funes para el oriente del país. Los buses en que fueron trasladadas fueron estacionadas en las aceras de la avenida Roosevelt, lo que impidió el paso peatonal.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios