Secciones
×

Síguenos en

Conflicto en el hospital Zacamil se prolonga

La viceministra de Salud dice que las protestas son para desestabilizar la institución y que acciones no se justifican

Un empleado de lavandería limpia el piso donde permanecen promontorios de ropa sucia. Foto EDH / Mario Amaya
Un empleado de lavandería limpia el piso donde permanecen promontorios de ropa sucia. Foto EDH / Mario Amaya

Por Yamileth Cáceres nacional@elsalvador.com

Feb 20, 2013- 20:00

Mientras los sindicatos del hospital Zacamil denunciaban una serie de carencias en ese centro médico y las autoridades de Salud negaban las acusaciones y decían que era solo para desestabilizar al Gobierno, decenas de pacientes se retiraban ayer sin sus exámenes y citas de rayos X.

En ese servicio solo atendieron las emergencias, como medida de presión para que se solventen los problemas.

Nelson Barrios, de 52 años, llegó cerca de las 10:30 de la mañana para que le programaran la radiografía de piernas por un dolor intenso que le persiste desde el año pasado, pero en ventanilla le dijeron que solo las emergencias estaban atendiendo.

¿Cree que la otra semana se puede?, preguntó Nelson; la sugerencia que recibió de parte de la empleada es que estuviera pendiente de las noticias antes de regresar a solicitar la cita.

Otra señora, al ver la ventanilla cerrada y las luces apagadas del área, prefirió retirarse. “Mañana voy a venir a ver si atienden”, expresó.

Mientras, Ana Hernández se lamentaba: “A mí me mandaron de la clínica de Apopa para aquí, mejor me hubiera ido para el Bloom”, decía. Su hijo se cayó y le indicaron una radiografías para determinar si tiene alguna fractura en la nariz.

A ella la enviaron a pasar consulta nuevamente a la Emergencia y le pidieron que regresara para que le tomaran el examen.

Al día se toman 250 pruebas, entre programadas y de emergencias.

Rayos X es una de las áreas en la que impulsan una reducción de labores, además de lavandería, arsenal, estadísticas, mantenimiento y la administración.

En la lavandería, ayer por la mañana solo había dos trabajadores, mientras una serie de paquetes de ropa sucia permanecía fuera, cerca del área de hospitalización.

Un empleado aseguró que por la mañana no salieron a lavar. “Solo tenemos autorización para lavar la ropa verde (para cirugía)”, comentó uno de los empleados.

En el Zacamil solo una de las máquinas funciona, pero después de cada lavada deben hacer una pausa , el resto de ropa se envía a lavar al Seguro Social.

El sindicato de médicos y el de trabajadores mantienen una reducción de labores desde el lunes, demandan abastecimiento de medicamentos, contratación de personal, compra de lavadoras, sustitución de una serie de equipo quirúrgico y el pago del salario de los residentes e internos.

En patología, los empleados también denunciaron que la formaldehído (formulina), una sustancia para fijar las muestras humanas está por agotarse.

Este año solo compraron 75 litros, ayer solo tenían 10 litros, una cantidad que se agotará en una semana, advierten.

Al día se reciben de 30 a 40 muestras y si se requiere hacer una autopsia, la situación se complicará.

Reunión

Ayer por varias horas, representantes de los sindicatos y de la Procuraduría de los Derechos Humanos se reunieron con el director, Jesús Portillo, para abordar la problemática.

Silvia Navarrete, de Sitrasalud, manifestó que no hubo acuerdos, aseguró que el director se declaró incompetente para resolver la mayoría de las deficiencias, por lo que piden que se reanude la mesa de diálogo con representantes del Ministerio de Salud y de Casa Presidencial. De no obtener respuesta, las actividades continuarán.

La viceministra de Salud, Violeta Menjívar, dijo que no hay motivos para que se le impida el acceso a la salud a la población y que las protestas no tienen justificación.

Para Menjívar la reducción de labores es parte del proceso electoral del próximo año.

“Tenemos información que tras de esto hay una idea de desestabilización a este gobierno porque hay personas que están abanderando estos hechos que ya están en el proceso electoral del año 2014”, comentó.

La viceministra expresó que el proceso para comprar tres lavadoras ya se inició. Se espera que lleguen a más tardar en abril, según la ministra, María Isabel Rodríguez.

En cuanto a los medicamentos, Menjívar sostiene que el abastecimiento es del 80 por ciento, y que el salario de los residentes e internos ya está autorizado.

Agregó que el hospital está por recibir casi $900 mil en renovación de equipo, y que es mentira que falten reactivos.

Menjívar comentó que la mayoría del personal del Zacamil no apoya las protestas de esos sindicatos.

Articulos Relacionados

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios