Secciones
×

Síguenos en

Corredor de autos, sospechoso de matar a militar

Ayer, las autoridades reportaron la captura de un segundo sospechoso de matar al mayor en Ilopango

Lugar donde fue asesinado Edgardo Carrillo Arias, por dos supuestos mareros, en un intento de asalto. Foto EDH / Archivo
Lugar donde fue asesinado Edgardo Carrillo Arias, por dos supuestos mareros, en un intento de asalto. Foto EDH / Archivo

Por Jorge Beltrán Luna sucesos@eldiariodehoy.com

Feb 18, 2013- 19:50

El auto rojo en el que el domingo anterior intentaron huir dos sospechosos de asesinar al mayor Edgardo Carrillo Arias es, al parecer, el mismo que uno de los supuestos asesinos hacía rugir en competencias automovilísticas de cuarto de milla, según indicaron fuentes militares de forma extraoficial.

Edwin Edenilson R. R., residente en una colonia del barrio San Jacinto, de San Salvador, según las fuentes, era un participante activo en los cuarto de milla que se corren en el Autódromo El Jabalí. Pilotaba un auto Honda rojo, aseguran.

Las autoridades policiales, el mismo día del asesinato del militar, dijeron que Edwin Edenilson era miembro de una pandilla criminal y que, además, posee antecedentes penales por el delito de robo.

El piloto de cuarto de milla no actuaba solo cuando supuestamente salía a atracar a los usuarios de cajeros automáticos. Ayer, la Policía y Fiscalía confirmaron la captura de Francisco Israel S. R. por el homicidio de Carrillo Arias.

Este último sospechoso también vive en el barrio San Jacinto, cerca del lugar de residencia de Edwin Edenilson y las fuentes militares también lo vincularon a una estructura criminal de pandillas.

El jefe militar asesinado fue atracado cuando regresaba a su vivienda, luego de haber retirado dinero de los cajeros automáticos localizados en un supermercado de San Bartolo.

Al verse sorprendido, el mayor logró reaccionar hiriendo a Edwin Edenilson R.R. Hasta ayer en horas de la tarde, el supuesto asaltante y asesino se recuperaba de la herida de bala que el jefe militar logró causarle.

Un veterano de guerra

Edgardo Carrillo Arias tenía 51 años. Más de 30 de ellos los había vivido en las filas de la Fuerza Armada de El Salvador, donde en 2005 alcanzó el grado de mayor.

Jefes militares lo recordaron como una persona respetuosa y servicial dentro de las filas castrenses.

Su último cargo fue el de jefe del Departamento de Personal del Destacamento Militar Número 1, con sede en Chalatenango.

La víctima obtuvo el grado de mayor luego de haber comenzado como soldado raso, casi a inicios del conflicto armado interno salvadoreño.

Sus compañeros lo calificaron como uno de los fundadores de las PRAL (Patrullas de Reconocimiento de Alcance Largo), agrupaciones élites de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) que, en grupos de 5 a 10, se especializaban en asestar golpes de mano a las entonces filas guerrilleras del FMLN.

Carrillo Arias fue asesinado en un municipio que fue declarado, a finales de enero recién pasado, como “libre de violencia”, durante un acto en el que miembros de estructuras criminales se comprometieron a cesar los actos de violencia.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios