Secciones
×

Síguenos en

Presupuesto de comicios 2014 es de $70 millones

El monto a desembolsar es para financiar las elecciones 2014, la ampliación del voto residencial, el voto desde el exterior, el pago de una deuda que se arrastra de comicios 2012 y el pago de deuda política

Presupuesto de comicios 2014 es de $70 millones
Presupuesto de comicios 2014 es de $70 millones

Por José Zometa politica@elsalvador.com

Feb 27, 2013- 20:00

Al dinero que el ministerio de Hacienda tiene que desembolsar para las elecciones presidenciales de 2014, se suma la deuda política que debe entregar a los partidos políticos contendientes. Solo entre ARENA y el FMLN, deberán de recibir alrededor de 10 millones de dólares entre ambos para que realicen la campaña proselitista. Esto, a pesar de los problemas de caja que enfrenta dicha cartera de Estado, que no tiene dinero para pagar el subsidio al gas propano y a los transportistas.

De hecho, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha solicitado un presupuesto de $44.2 millones para el Plan General de Elecciones 2014 (Plagel), pero el ministro de Hacienda Carlos Cáceres solamente le ofrece $40 millones que tampoco tiene y que busca financiarlas con los $400 millones que restan de los eurobonos, pero la aprobación está entrampada en la Asamblea Legislativa.

Pero dinero aparte, es lo que se debe destinar para el proyecto de voto desde el exterior, una promesa del Presidente de la República, Mauricio Funes, que a criterio del TSE podrían costar hasta unos $10 millones adicionales.

Además debe desembolsar otros $3.3 millones para completar el voto residencial en lo que resta del territorio nacional, sin contar los $1.3 millones que la Unión Europea (UE) ha puesto a disposición del TSE para ese proyecto.

Aparte de eso, el TSE le reclama desde el año pasado al Ministerio de Hacienda $2.9 millones que adeuda a los proveedores de las elecciones para diputados y Concejos Municipales del 11 de marzo de 2012.

Todo lo anterior suma una cantidad que ronda los $60.4 millones, que tendría que desembolsar el Ministerio de Hacienda, una vez sea aprobado el Presupuesto del TSE por la Asamblea Legislativa, solo para la ejecución de las elecciones presidenciales, sin tomar en cuenta el dinero que le debe facilitar a los partidos políticos que se inscriban con candidato, para que puedan implementar la campaña proselitista, tal y como lo mandata la Constitución de la República.

“El Estado reconoce la deuda política como un mecanismo de financiamiento para los partidos políticos, encaminados a promover su libertad e independencia”, reza el artículo 210 de la Constitución de la República.

Lo anterior también está reforzado en la ley secundaria; es decir, en el Código Electoral. “Tendrán derecho a recibir del Estado una suma de dinero por cada voto válido que obtengan en las elecciones”, establece el artículo 187 de dicha normativa.

Y el monto de dinero a recibir, es con base a los votos que cada instituto político sacó en la elección anterior de la que se trate, en este caso, las presidenciales de 2009. Pero a esto hay que añadirle un porcentaje por el incremento de la inflación acumulada desde los anteriores comicios a la fecha, tal como lo señala el inciso dos del artículo 187 del Código Electoral.

“La cuantía que se pagará por los votos de las elecciones indicados en el inciso anterior, será la cantidad que se pagó en la elección anterior, para cada una de ellas, incrementada por la inflación acumulada, reconocida por el Banco Central de Reserva (BCR)”, reza dicha normativa en su artículo 187.

El costo de cada voto para las presidenciales de 2009 fue de $3.73. Y la totalidad de votos válidos, según los registros del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para esos comicios fue de 2,638,588. Multiplicados por los $3.73 que valía cada voto, el monto asciende a $ 9,841,9332.

Pero para calcular el costo del voto para 2014, hay que tomar en cuenta el incremento de la inflación acumulada, que deberá establecer el BCR. Con ese incremento, el valor de cada voto para 2014 podría girar en alrededor de los 4 dólares, es decir, costarán al Estado unos $10.554.352, que deberá de repartir entre el FMLN y ARENA, que fueron los únicos partidos que participaron con candidato propio en 2009.

ARENA se lanzó al ruedo con el candidato Rodrigo Ávila, y el FMLN, con Mauricio Funes, quien se alzó con la victoria con un total de votos válidos de 1,354,000, según datos del TSE. Significa una ventaja de 69,412 votos a favor del FMLN, por sobre el candidato tricolor que obtuvo 1,284,588 sufragios.

Con esos datos y haciendo un cálculo aproximado de que el voto costaría alrededor de los $4, el FMLN por los 1,354,000 votos que sacó en 2009 recibirá unos $5,416,000, mientras que ARENA recibiría aproximadamente $5,138,352, aunque de anticipo por deuda política, lo que el Ministerio de Hacienda les entrega es el 75% de lo que corresponde al total de votos obtenidos.

“El anticipo a que tengan derecho los partidos políticos o coaliciones contendientes, así como la cuantía que se pagarán los votos, se determinará en la fecha de convocatoria a elecciones y se hará efectiva dentro de los tres días siguientes a la fecha de presentación de la solicitud respectiva. Dicho anticipo deberá ser garantizado por medio de una caución suficiente que permita reintegrar al fisco la diferencia a que se refiere el art. 192 de este Código”, señala el artículo 190 del Código Electoral.

Para el caso de las elecciones presidenciales de 2014, la fecha de convocatoria a los partidos políticos está programada para el 23 de septiembre próximo, de acuerdo al calendario electoral que ha trazado el máximo organismo electoral del país.

El monto del anticipo que deberá de entregar el ministerio de Hacienda a cada partido político se prevé que sea mayor, pues aparte de ARENA y FMLN, que ya lanzaron oficialmente a sus candidatos, Norman Quijano y Salvador Sánchez Cerén, respectivamente, también Elías Antonio Saca se sumará a la contienda y René Rodríguez Hurtado, por el Partido Salvadoreño Progresista (PSP). El CD ha dicho que participará con candidato propio, pero todavía no tiene candidato ni ha hecho el anuncio oficial.

Para estos partidos que no tuvieron participación en los comicios de 2009 ó que participarán por primera vez en una contienda electoral, la ley también establece un monto de dinero a recibir por el Estado, para que puedan desarrollar su propia campaña proselitista. Para estos casos, el monto a recibir es de 50 mil dólares para cada uno, de acuerdo a lo que se establece en la Ley de Partidos Políticos, que ya fue aprobada por los legisladores.

Existe otra variable que se debe de tomar en cuenta en las próximas elecciones presidenciales y que inevitablemente incrementarán los costos para las arcas del Estado, que ya de por sí no pasan por un buen momento. Se trata de la posibilidad de una segunda vuelta, para lo cual ya el Tribunal Supremo Electoral ha determinado una fecha: el domingo 9 de marzo.

Si esto ocurre, tal como lo ha previsto el TSE, el Ministerio de Hacienda deberá desembolsar más dinero para los dos partidos políticos que vayan a la pelea por el desempate.

“Los partidos políticos o coaliciones que participen en una segunda elección Presidencial, tendrán derecho a recibir, por cada voto válido obtenido en esta elección, una cantidad igual al cincuenta por ciento de lo pagado en las primeras elecciones”, dice el inciso tres del artículo 187 de la normativa electoral.

Tomando en cuenta todos esos aspectos, el Ministerio de Hacienda tiene que prepararse con por lo menos unos $70 millones para le ejecución de los próximos comicios que tendrán como novedad, el voto por primera vez en la historia de los salvadoreños que residen en el extranjero.

Tanto el presidente del TSE, Eugenio Chicas, como sus colegas magistrados han instado con vehemencia a los legisladores para que les aprueben el presupuesto lo más pronto posible, pues ya falta menos de un año para las votaciones presidenciales y todavía no les han asignado los recursos.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios