Secciones
×

Síguenos en

Supuesto marero golpea a anciano en lío por hurto de TV por cable

Le propinaron golpes a pedradas, le afectaron la cadera y una pierna, según el informe fiscal

Supuesto marero golpea a anciano en lío por hurto de TV por cable
Supuesto marero golpea a anciano en lío por hurto de TV por cable

Por

Feb 10, 2013- 18:00

La desconexión de un servicio pirata de televisión por cable en la colonia Las Cañas, Ilopango, provocó que un supuesto pandillero descargara toda su furia en un octogenario de la zona, según informaron fuentes fiscales. La víctima, quien por razones de seguridad no fue identificada por su verdadero nombre. Fue atacada a pedradas.

El ataque sucedió a raíz de que uno de los postes que sostienen los cables de telefonía, de televisión por cable y de otros servicios se encuentra en la propiedad del señor.

Según algunas fuentes consultadas por este periódico quienes pidieron anonimato, técnicos de una empresa de cable llegaron a desconectar ese servicio de la casa del supuesto pandillero el pasado 23 de enero.

El sujeto, quien al parecer sintonizaba la televisión en el momento en el que desinstalaban los cables, salió molesto a ver lo que sucedía afuera de su casa.

“Hoy sí se mueren, hijos de p…”, amenazó, dirigiéndose a los empleados de la empresa telefónica, según refleja el documento que contiene la denuncia.

En el lugar no solo se encontraban los técnicos, sino también el octogenario que posteriormente fue atacado.

El anciano, al escuchar la agresividad con la que el supuesto marero se dirigió a los técnicos, intentó mediar para que la situación no se convirtiera en algo peor.

Junto a otros sujetos, también presuntos pandilleros, que de pronto lo acompañaban, el acusado de agresión le habría colocado un machete al cuello a uno de los técnicos de la empresa que presta el servicio de televisión por cable en Las Cañas.

“El muchacho (empleado) estaba ‘pálido’ del susto que aquellos sujetos habían causado en ellos”, comentó una de las fuentes a El Diario de Hoy.

A punta de machete, los supuestos pandilleros obligaron a los técnicos a reconectar el servicio -del que se beneficia de forma ilegal- que minutos antes le habían quitado.

Ofensas y golpiza

La víctima en son de consejo, manifestó al marero: “Hijo, no te vayás a comprometer, si ellos no tienen la culpa, solo cumplen una orden de sus superiores”. Pero en lugar de entrar en razón, el sujeto más bien se enfureció y comenzó a gritarle improperios a quien lo aconsejaba.

“Cállese, viejo hijo de p… Ya le voy a volar la cabeza, viejo maldito. Ya días estoy con ganas de matarlo”, se expresó el presunto marero que, según las fuentes, ha estado hurtando los servicios de televisión por cable.

“Yo soy un viejo de 80 años y estoy enfermo de cáncer”, replicó la víctima de avanzada edad, en otro intento por hacer entrar en razón a su supuesto atacante.

De acuerdo con lo plasmado en el informe oficial, la intervención del abuelo se produjo a raíz de que él conoce desde pequeños y ha visto crecer a cada uno de los jóvenes señalados como mareros.

La acalorada discusión que había empezado en contra de unos empleados privados técnicos por la eliminación de un servicio pirata de televisión por cable se convirtió después en una pelea personal en contra del adulto mayor.

El altercado pasó de palabras hirientes a una gresca en la que el señor sintió la necesidad de desenvainar su machete para ahuyentarlos.

Cuando el ofendido intentaba entrar de vuelta a su hogar fue alcanzado por varias piedras, las cuales le causaron serias lesiones en la cadera. Además, las heridas le afectaron la pierna izquierda del anciano.

La gravedad de los golpes obligaron a los médicos a hospitalizar al octogenario por un período de tres días. Su recuperación ha durado entre dos y tres semanas, aunque todavía no termina de reponerse, explicó un informante.

Las autoridades afirman que los hechos sucedieron a la vista y paciencia de decenas de vecinos de los pasajes “J” y “G” de la colonia Las Cañas. Nadie de los lugareños intervino.

Sobre el incidente fue avisado el Sistema 911 y dos policías llegaron a verificar los hechos. No obstante, no pudieron detenerlos porque ya se habían introducido a sus casas, y para sacarlos debía haber una orden judicial.

¿Y la flagrancia?

Los agentes olvidaron el periodo de “flagrancia”, de 24 horas, en el que la Policía tiene la potestad para capturar a cualquier sospechoso.

El caso está ahora en manos de la Fiscalía, quien ordenó que la víctima fuera sometido a peritaje o evaluación forense debido a las lesiones ocasionadas por las pedradas.

Desde hace años, las pandillas hurtan servicios básicos en las colonias en las que viven, como agua, electricidad, televisión por cable e Internet, según fuentes policiales.

Las empresas afectadas, aunque tienen conocimiento del delito, pero no hacen nada al respecto. Muchos de sus empleados son con frecuencia amenazados de muerte para que, en las colonias bajo dominio de maras, les extiendan los servicios hasta sus casas.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios