Secciones
×

Síguenos en

Constructora OMNI se desliga de fallas en derivador de Merliot del bulevar Monseñor Romero

Tramo con fisuras corresponde al construido por la empresa DISA, la cual dijo ya hizo las reparaciones

En la zona del derivador de Merliot están las 16 fisuras. Foto EDH / Marlon Hernández.
En la zona del derivador de Merliot están las 16 fisuras. Foto EDH / Marlon Hernández.

Por Nidia Hernández comunidades@eldiariodehoy.com

Feb 07, 2013- 19:00

Las fisuras en las losas de concreto del bulevar Monseñor Romero, zona del derivador de Merliot, no son responsabilidad de Inversiones OMNI S.A. de C.V., según expuso esta empresa constructora.

Los daños corresponden al Tramo II-A, que estuvo a cargo de la empresa DISA, que ha admitido su responsabilidad y quienes aseguraron que ayer mismo concluyeron las reparaciones en esa vía.

En días anteriores se informó que el Tramo II-B del nuevo bulevar era el deteriorado; sin embargo, el representante legal de OMNI, ingeniero José Dada Jaar, explicó que ese segmento “fue recibido a entera satisfacción por el Ministerio de Obras Públicas”.

“A la fecha, el Tramo II-B no presenta daño alguno, lo cual puede ser constatado en cualquier momento”, enfatizó.

Lo que le corresponde a ellos es desde la rampa que conecta al bulevar Los Próceres hasta antes de llegar al derivador de la avenida Jerusalén, el cual está en óptimas condiciones.

Tramo II- A

El gerente de proyectos de DISA, Jaime Cortez, declaró que terminaron ayer las reparaciones de las 16 losas dañadas en la zona del derivador de Merliot. “Es normal estas fisuras por contracción plástica y está dentro de las tolerancias, ya que de 6,000 losas, se han demolido 16, lo que nos da parámetros de calidad excelente ya que el porcentaje es mínimo (0.27 %)”, explicó.

El 12 de enero pasado, la constructora DISA “efectuó la recepción provisional del proyecto a una Comisión Técnica nombrada por el Ministerio de Obras Públicas, que revisó el proyecto y solicitó efectuar el respectivo tratamiento a estas fisuras ya que es necesario cumplir con las condiciones técnicas del proyecto”, afirmó el gerente.

La empresa ha invertido unos seis mil dólares en ello.

Cortez aseguró que la vida útil de la vía es de 20 años y el bulevar cuenta con una garantía de tres años, por cualquier inconveniente que se presente.

La obra fue inaugurada el 25 de noviembre del año pasado, con una inversión de casi 100 millones de dólares.

Los tramos II A y B, tienen una longitud de 3.9 kilómetros desde el redondel conocido como la “Llanta Pacha” en Ciudad Merliot hasta la avenida Jerusalén, para conectar con el bulevar Los Próceres.

Obras Públicas explicó ayer que los trabajos realizados son parte de la recepción provisional de la referida vía y que “las empresas ejecutoras de la obra tienen 45 días para la recepción final, solventadas las consideraciones hechas al proyecto, las que vencen el 26 de febrero”.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios