Secciones
×

Síguenos en

Buscarán garantizar medicina para hemofílicos

El miércoles ingresaron 900 frascos al hospital Bloom

Un niño con hemofilia permanece ingresado en el hospital Bloom. foto edh / omar carbonero
Un niño con hemofilia permanece ingresado en el hospital Bloom. foto edh / omar carbonero

Por Yamileth Cáceres nacional@eldiariodehoy.com

Feb 21, 2013- 20:00

En el Bloom, el consumo del medicamento para pacientes con hemofilia, una enfermedad que causa trastornos de coagulación de la sangre, aumentó en los últimos cuatro años. Y desde inicios de enero, las madres de los pacientes con esa enfermedad se quejan de que el fármaco ha escaseado en el hospital.

De acuerdo con las cifras proporcionadas por Hugo Salgado, director de la institución, pasaron de comprar 1,160 frascos de factor en 2009 a 8,475 el año pasado.

“Por lo tanto nosotros no hablamos de desabastecimiento, sino que hablamos de abastecimiento, aquí es bien claro. El abastecimiento ha sido tremendo”, comentó Salgado.

Pero en los últimos meses varios niños fueron hospitalizados y las opciones que tenían era suministrarles un componente sanguíneo llamado crioprecipitados y aplicar hielo a los pacientes.

El director del centro médico dijo que el miércoles ingresaron 900 frascos y está en proceso de adquirir más.

Según estudio del hospital, el gasto proyectado para este año en la compra del factor representa el 35.8 por ciento del presupuesto de medicamentos, expusieron.

La inversión que se realizó el año pasado en la compra del producto que ayuda a la coagulación de la sangre es de $1.4 millones.

El Bloom tiene una asignación de $2.2 millones para adquirir fármacos.

Guillermo Lara Torres, subdirector del Bloom, expresó que en este tiempo han tenido alternativas de tratamiento para los pacientes ingresados como el crioprecipitado. Además en estos dos meses, el Seguro Social les prestó 300 frascos.

Lara Torres comentó que el reto es darle sostenibilidad a esa cobertura, por ello planean una reunión con el viceministro de Salud para exponerles la necesidades que existe del medicamento y de la inversión que representa.

“Creo que llegamos a las necesidades reales por año, pero hay momentos en que caemos en un vacío y es donde viene mucha preocupación de los padres y de decir no hay”, añadió Salgado.

En el Bloom hay 100 pacientes en tratamiento.

En la reunión con el viceministro participarán los hematólogos para dar las proyecciones y buscar la manera de sostener la compra de más de ocho mil frascos.

Estos pacientes deben de recibir el tratamiento de por vida. A un grupo de ellos, los más graves, se les suministra factor cada dos días para evitar los sangramientos internos y los ingresos.

Pausa a la angustia

Sonia Chinchilla espera que la compra que llegó el miércoles al hospital sea suficiente para no volver a pasar las mismas angustias de estas últimas semanas.

Su hijo está ingresado desde el fin de semana por hemorragias en la ingle y tobillo.

“Ojalá no se termine tan rápido, eso es lo que esperamos, que esté el medicamento para cuando nuestros hijos lo necesiten”, dijo Chinchilla.

El infante comenzó a recibir el factor el miércoles. “Ellos deberían de ver que hay bastantes niños y hay bastante demanda de medicamento”, añadió la madre de familia.

Marina Elena Argueta considera que fue mucho el tiempo que pasaron los niños sin la medicina.

“Imagínese, los niños solo tratándose con hielo, con crioprecipitado; no es igual a la función que da el factor. Pero ahí es el director el que debe hacer la gestión para que no falte el factor para estos niños”, dijo Argueta.

Su hijo está ingresado desde el miércoles por sangramientos en la mandíbula.

La señora asegura que cada ocho días se acercaba al hospital y llamaba a diario a la farmacia para conocer si ya había ingresado el producto. Ella reside en San Miguel

“Gracias a Dios la noticia fue buena para mi al saber que al ingresar al niño ya había factor”, comentó.

Argueta opina que como madre quisieran que siempre el hospital estuviera abastecido porque los pacientes con hemofilia espontáneamente sufren de dolor y hemorragias internas.

Salgado comentó que se trata de compras regionales, no es un proceso directo del hospital y que el fabricante primero abastece el mercado y después otras áreas.

“Y aunque esté el dinero en ocasiones no se puede comprar en el momento y eso hace que la entrega sea lenta “, dijo Salgado. Añadió que harán el esfuerzo necesario para brindar el tratamiento.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios