Secciones
×

Síguenos en

Ceden de forma temporal la Calle Arce a vendedores

La ocupación está sujeta a la construcción de un mercado

Los vendedores mantendrán sus mercaderías sobre la calle y no podrán levantar ningún tipo de estructura. Lo más que pueden hacer es ubicar sombrillas. Foto edh / Douglas Urquilla
Los vendedores mantendrán sus mercaderías sobre la calle y no podrán levantar ningún tipo de estructura. Lo más que pueden hacer es ubicar sombrillas. Foto edh / Douglas Urquilla

Por Roberto Alas comunidades@eldiariodehoy.com

Ene 10, 2013- 19:00

La lucha por la Calle Arce entre vendedores y la alcaldía de San Salvador, al menos por ahora, tendrá una pausa de cerca de una año, debido a que la comuna permitió a los vendedores informales establecerse en la zona mientras se logra alquilar el edificio Europa y se construye el mercado Hula Hula.

El acuerdo se tomó ayer entre un grupo de vendedores que fueron desalojados el 27 de octubre del año pasado de la Calle Arce y sus alrededores. La reunión fue presidida por el edil Norman Quijano.

El mecanismo que adoptaron las partes establece que la zona de ocupación de la Arce será entre la 1a y 5a Avenida Norte y el tramo de la 5aAvenida Norte y Sur desde la Calle Rubén Darío hasta la 1a Calle Poniente.

Norman Quijano explicó que los vendedores que ocuparán la zona son todos aquellos que no aceptaron la alternativa de ser reubicados en el mercado Tineti, en donde hay 300 espacios libres.

El compromiso que firmó la alcaldía y los mercaderes también establece que el horario para estar en el lugar será de ocho de la mañana a ocho de la noche. Al momento de retirarse, los comerciantes tendrán que dejar limpio el lugar.

La ocupación “será temporal. Pretendemos alquilar el edificio Europa mientras se construye el mercado Hula Hula”, indicó Quijano.

El espacio que ocuparán será de 1.5 por 1.5 metros cuadrados, agregó. Y de ser necesario se les asignará un poco más de lo requerido.

Los vendedores ocuparon ayer mismo la calle a la espera de que se les convocara para llegar a un acuerdo.

Josefina Lazo, quien habló en representación de los vendedores, aseguró que la ocupación de la calle que hicieron ayer no fue por rebeldía, “sino por necesidad”, ya que deben llevar dinero “para comer y para pagar la escuela”.

Pero después de reunirse con el edil expresó su agradecimiento por permitirles comerciar sus productos, pero dijo que “no hay límite de tiempo (para permanecer en el lugar) porque mientras no se dé la alternativa, nosotros seguiremos ahí”.

Hasta el momento se desconoce el número de ventas que se establecerán en el sector. Esto se determinará a través de un censo que los mismos vendedores iniciarán a partir del próximo lunes.

Lazo dice que solo en la cuadra donde ella vende podrían haber cerca de 100 vendedores o más. “Eso lo vamos a decir a partir del lunes”, insistió.

Ella habló por un grupo de vendedores que no se sienten representador por otro de los líderes que es Martín Montoya.

“Él no tiene puesto en este lugar. Lo que diga lo desconocemos como vendedores”, insistió Lazo.

El Hula Hula

Una de las ventajas con las que cuenta la alcaldía, al menos así lo expresan, es que para la construcción del mercado Hula Hula tienen los recursos disponibles.

Quijano no quiso hablar de montos, pero más temprano el gerente de desarrollo municipal, René Ayala, expresó que podrían ser unos dos millones de dólares.

Según el edil, la construcción de esa plaza tendrá que ser “con un diseño arquitectónico que no demande muchos recursos”.

Adelantó que el mismo no tendrá sótano porque para ello la Secretaría de Cultura les pedirá estudios de tipo geológico.

De hecho, ayer por la mañana personeros de la comuna llegaron al Hula Hula para comenzar a estudiar el área de construcción. De acuerdo con Quijano, se están elaborando los diseños del mercado.

Se estima que la construcción, desde que inicie, tardará un año en ser finalizada.

Otro de los objetivos que tiene la comuna es que, paralelamente, irá construyendo el mercado Libertad.

Este se estima, según lo dijo anteriormente el alcalde, que tendrá un costo de siete millones de dólares. Aunque para iniciar su construcción requerirá de algunos permisos.

La Darío seguirá igual

Planes para desalojar las ventas de la calle Rubén Darío no hay. Quijano expresó que respetará su palabra de permitir a los vendedores estar este año y el próximo tal como se los prometió.

Sin embargo, una vez esté construido el mercado Hula Hula y en el lugar existan espacios intervendrá la Darío.

“Si llego a tocar la Darío es porque tendremos espacios en el nuevo mercado”, dijo.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios