Secciones
×

Síguenos en

Rutas de zona norte de San Miguel ya laboran

Ayer, un 60 por ciento de las unidades prestó el servicio

Luego de tres días de paro total de las unidades del transporte colectivo de la zona norte de San Miguel, los autobuses fueron sacadas para laborar. Foto EDH / lucinda quintanilla
Luego de tres días de paro total de las unidades del transporte colectivo de la zona norte de San Miguel, los autobuses fueron sacadas para laborar. Foto EDH / lucinda quintanilla

Por Lucinda Quintanilla comunidades@eldiariodehoy.com

Ene 18, 2013- 19:00

SAN MIGUEL. Luego de tres días de paro de transporte colectivo, los habitantes de los municipios de la zona norte del departamento, comenzaron ayer a recibir el servicio, aunque de forma irregular.

Las unidades de las rutas 316, 317, 318 y 326, que van de la cabecera a los municipios de Chapeltique, Sesorí, Ciudad Barrios y Carolina en San Miguel, además de Guatajiagua en Morazán, respectivamente, prestaron el servicio,

Ayer, la Policía y el ejercito sacaron a un promedio de 350 hombres a realizar tareas de vigilancia y seguridad en carreteras de la zona norte del departamento.

Además, en las unidades que laboraron, viajaban dos policías y dos soldados brindando seguridad a lo largo del recorrido.

Milagro de Urquilla, oficial de Policía en Chapeltique, aseguró que desde las 4:00 de la mañana de ayer iniciaron un dispositivo de seguridad ordenado por la Dirección General.

En este dispusieron 200 agentes de la zona oriental y 150 soldados de la Tercera Brigada de Infantería, con sede en San Miguel.

Agregó que un 60 por ciento de las unidades que conforman la flota de las rutas que van a los municipios del norte, estaba laborando con normalidad.

Sin embargo, durante un recorrido realizado por un equipo de este medio, se constató que el temor de los trabajadores que si laboraron, aún con la seguridad policial, persiste.

El problema delincuencial en la zona, según los empresarios y la población, es grave y sostienen que son cuatro las bandas delincuenciales que operan con asaltos y extorsiones.

Su afirmación encuentra respaldo en que la Dirección de la Policía decidió enviar a la zona unidades especializadas como la Unidad Táctico Operativa (UTO) y el Grupo de Reacción Policial (GRP).

La asignación de recursos en el norte de San Miguel contrasta con lo afirmado por Fritz Denery Martínez, jefe policial de San Miguel, quien sostuvo el jueves anterior que la supuesta banda de asaltantes no tiene un alto grado de organización para delinquir.

Por su parte, numerosos usuarios del servicio mostraron su alegría por que los empresarios decidieron sacar sus unidades, pero sobretodo, por que hay mucha vigilancia en los buses y las carreteras.

“Yo preferí no salir en estos días por temor a no encontrar en qué movilizarme. Que bueno que hayan prestado el servicio”, dijo Reina González, quien esperaba bus en Chapeltique y se trasladaría a Sesorí.

Bajan ventas

Pese a la alegría, el paro dejo consecuencias negativas a la ciudadanía y comerciantes.

Ambos sectores tuvieron que pagar más para trasladarse de un sitio a otro. Por ejemplo, Sandra Segovia, comerciante del mercado de Chapeltique, dijo que gastó el doble en transporte en los tres días de paro.

“Vengo desde Quelepa y me tocó pagar el doble en transporte para poder venir a vender”, dijo la mujer.

A ello agregó la reducción de las ventas debido a que los compradores no pudieron salir de sus sitios de residencia o tuvieron miedo de hacerlo por la falta de transporte.

Las ventas bajaron hasta un 50 por ciento.

Ciudadanos confían en que las autoridades logren controlar a los delincuentes antes que ocurran nuevas desgracias en la zona.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios