Secciones
×

Síguenos en

Bomba meteorológica, la poderosa tormenta que permite conocer las profundidades de la Tierra

Un fenómeno climático devastador, se forma muy rápido y en 24 horas desaparece, científicos descubren en un hecho reciente señales valiosas.

Foto Por EFE/ Archivo

Por Xiomara Alfaro

Ene 03, 2018- 17:00

Los efectos de una Ciclogénesis explosiva suelen ser devastadores, muy similares a los de un huracán o un ciclón de grandes proporciones; los científicos también la definen como una “bomba meteorológica”, una poderosa tormenta que se forma entre los meses de septiembre a abril al noreste del Atlántico y del Pacífico .

Esta se produce al chocar una masa de aire frío con una masa de aire caliente, genera fuertes vientos que resultan devastadores, pueden arrancar árboles y dañar cables de luz además de provocar inundaciones y es de corta duración – se forma muy rápido y en 24 horas desaparece – tal como sucede en “La Tormenta Perfecta (2000)”, de George Clooney, puede tocar tierra o llegar al océano como ocurrió en el filme del director Wolfgang Petersen.

Al llegar al océano puede generar ondas sísmicas en el interior de la Tierra las cuáles son capaces de viajar hasta el otro lado del globo, según información descubierta recientemente por científicos japoneses, no ocurre lo mismo al tocar tierra donde los vientos descienden rápidamente.

Borrasca “Ana” asociada a una ciclogénesis afectó a España el 10 de diciembre pasado. Foto: elpais.com/ Óscar Corral

Estados Unidos es uno de los países afectados por este fenómeno poco conocido entre los habitantes. En noviembre pasado, Maine quedó a oscuras por varios días luego de que una Ciclogénesis explosiva sorprendiera a casi dos tercios de la ciudad.

Lee también: INFOGRAFÍA: Los factores que podrían causar un nuevo terremoto en El Salvador

“Una súbita y feroz tormenta destruyó el suministro eléctrico durante más de una semana en algunas áreas. La mayoría de los habitantes no estábamos preparados ya que hubo pocas advertencias de lo que se acercaba. No era una tormenta ordinaria”, escribió Crystal Ponti para la bbc.com.

Similar situación vivió España a inicios de diciembre pasado cuando la primera borrasca llamada “Ana” asociada a una ciclogénesis afectó parte de la Península y Baleares con intensas lluvias y vientos fuertes que superaron los 120 kilómetros hora. La noticia fue retomada por varios medio internacionales incluido elpais.com.

Borrasca “Ana” asociada a una ciclogénesis afectó a España el 10 de diciembre pasado. Foto EFE/ Archivo

Chris Legro, meteorólogo del Servicio Nacional del Clima en Gray, Maine, dijo a la bbc.com que los fuertes vientos generados por ciclogénesis explosivas crean enormes ondas oceánicas, a menudo de entre 7.6 y 10.7 metros lo que es capaz de provocar temblores sutiles. Una característica que no se había observado antes en fenómenos climáticos, señaló Chris Goldfinger, director del Laboratorio de Mapeo Tectónico y de Lecho Oceánico del Colegio de Ciencias de la Tierra, Océano y Atmósfera de la Universidad Estatal de Oregon al mismo medio.

“Aunque los terremotos seguirán siendo la principal herramienta, los eventos climáticos ofrecen una nueva fuente de ondas sísmicas que pueden ser usadas para observar el interior de la Tierra”, agregó Goldfinger.

Los científicos siguen estudiando esta poderosa tormenta que tomó por sorpresa a los habitante de Maine, además esperan encontrar más señales de la Ciclogénesis explosiva que puedan ser recogidas en otras partes del mundo.

Tags Ciclogénensis Explosiva Clima EE.UU. España Fenómeno Climático Maine

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios