Secciones
×

Síguenos en

México

La niña con leucemia que conmovió al Papa Francisco

La menor le cantó al Pontífice el Ave María en latín, durante su visita a un hospital de niños.

Uno de los momentos más emotivos de la visita del Papa Francisco al hospital pediátrico Federico Gómez fue el canto del Ave María que entonó una muchacha ante un conmovido Santo Padre. Alexia Garduño es el nombre de esta muchacha de 15 años que padece osteosarcoma, para quien su familia pide oraciones ya que será operada el próximo 25 de febrero.

/ Foto Por elsalvador.com

Por Agencias Internacionales

Feb 15, 2016- 09:21

MÉXICO. Durante su visita al Hospital Infantil Federico Gómez en la capital de México, el Papa Francisco se conmovió al escuchar la interpretación del Ave María de Schubert, a una niña enferma de cáncer.

Alexia Garduño es el nombre de esta joven, de 15 años, que padece osteosarcoma, para quien su familia pide oraciones ya que será operada el próximo 25 de febrero.

En su recorrido por el hospital pediátrico, el líder religioso saludó a la menor, quien le expresó algunas palabras y ofreció como un regalo al líder de la Iglesia Católica la interpretación en latín de la pieza musical.

Franciso estuvo acompañado por la primera dama, Angelica Rivera, quien derramó algunas lágrimas durante la interpretación. 

“Agradezco a todas las personas que no sólo con medicamentos sino que con ‘la cariñoterapia’ ayudan a que este tiempo sea vivido con mayor alegría”, dijo el Papa en un breve discurso.

“Agradezco a Dios la oportunidad que me regala de poder venir a visitarlos, de reunirme con ustedes y sus familias en este Hospital. Poder compartir un ratito de sus vidas, la de todas las personas que trabajan como médicos, enfermeras, miembros del personal y voluntarios que los atienden. Gracias”.

A los niños y a los doctores y enfermeras del centro, Francisco les contó cuando Jesús en el templo se encuentra con un anciano llamado Simeón y que provoca en él dos cosas: “un sentimiento de agradecimiento y las ganas de bendecir”.

Dos pacientes, curados de cáncer, tocaron la campana, que es un signo que muestra que su tratamiento ha terminado.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios