Secciones
×

Síguenos en

Marchas en Los Ángeles por la muerte de joven

El capitán Ron Johnson (der.), de la policía, trata de apaciguar a manifestantes en Ferguson, Missouri. foto EDH / EFE
El capitán Ron Johnson (der.), de la policía, trata de apaciguar a manifestantes en Ferguson, Missouri. foto EDH / EFE

Por

Ago 14, 2014- 21:00

LOS ÁNGELES. Decenas de personas protestaron en Los Ángeles (California) en la noche del jueves, por la muerte de un joven afroamericano con presuntos problemas mentales a manos de un agente en esa ciudad, un suceso que recuerda al que ha desencadenado, esta semana, disturbios en Ferguson (Missouri).

En una marcha pacífica y con limitada presencia policial, sin la tensión y los incidentes de las pasadas noches en Ferguson, los manifestantes pidieron “justicia” en un caso que investiga la Policía local y en el que, como en Missouri, las versiones de los testigos y los agentes son contradictorias.

Según la información facilitada, hasta ahora, por la Policía, el suceso comenzó cuando este lunes, dos agentes de patrulla pidieron al joven Ezell Ford, que caminaba solo por una calle del sur de Los Ángeles, que se detuviese.

Por motivos no revelados, el joven y los agentes iniciaron una trifulca y, según la Policía, Ford empujó a uno de los agentes y trató de arrebatarle el arma, por lo que uno de los policías le disparó.

Tras recibir el impacto de la bala, Ford fue trasladado al hospital, donde falleció.

Según sus allegados, Ford sufría un trastorno mental, algo que no ha sido confirmado oficialmente, como tampoco han sido desvelados los motivos por los que los agentes decidieron detenerle.

En Missouri

La muerte de Ford tuvo lugar dos días después que, el sábado, un policía de raza blanca matase a un adolescente negro desarmado, en Ferguson, en circunstancias aún por esclarecer, lo que desató incidentes violentos y protestas que se han apaciguado, aunque continuaban ayer, ante el relevo en la policía a cargo de la seguridad de las marchas.

Hasta ayer fue develada la identidad del joven: Michael Brown, de 18 años, cuyo crimen fue calificado de “trágico” por el presidente Barack Obama. La Policía dijo ayer que Brown era sospechoso de robo, pero la familia reaccionó indignada por la versión policial.—AGENCIAS

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios