Secciones
×

Síguenos en

Explota tren con petróleo en Canadá y deja un muerto

Hay al menos 60 personas desaparecidas, centenas de evacuados y unos 30 edificios destruidos.

Un bombero pasa junto a uno de los vagones en llamas en Lac Megantic. fotos edh / reuters
Un bombero pasa junto a uno de los vagones en llamas en Lac Megantic. fotos edh / reuters

Por

Jul 06, 2013- 21:00

QUEBEC. La explosión en la madrugada de ayer de un tren que transportaba petróleo a su paso por la localidad canadiense de Lac-Mégantic dejó al menos un muerto y decenas de desaparecidos, según informaron medios locales.

La emisora pública Radio Canadá aseguró que en alrededor de 60 personas están desaparecidas y unos 30 edificios de la localidad, de 6 mil habitantes, han resultado destruidos por las explosiones y el incendio de algunos de los 73 vagones cisterna que componían el tren, según reportan varios medios.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, dijo en su cuenta de Twitter que las informaciones sobre el accidente en Lac-Mégantic, a unos 250 kilómetros al este de Montreal, cerca de la frontera con Estados Unidos, “son horribles”.

“Nuestros pensamientos y oraciones están con los afectados en Lac-Mégantic”, dijo Harper en la red social.

Las autoridades canadienses dijeron que unas 1,000 personas han sido evacuadas y que han establecido un perímetro de seguridad de un kilómetro en torno al lugar del accidente.

Estaba sin conductor

El tren de mercancías con más de 70 vagones de petróleo que ha destruido el centro de la ciudad de Lac-Mégantic, en Quebec, estaba aparcado y sin conductor en el momento de la explosión, según informaron ayer los medios de comunicación del país. Según el semanario ‘L’Écho de Frontenac’, son 33 edificios los que han sido destruidos.

“El tren se ha parado en Nantes para un cambio de turno”, declaró al diario ‘La Presse’ el vicepresidente de márketing de la Montreal Maine & Atlantic Railway, Joe McGonigle.

“Según el conductor del tren, éste puso los frenos y se fue a su hotel en Lac-Mégantic”, añadió.

“El plan era que el tren estuviera inmóvil durante unas horas, a la espera de que se produjera el cambio de turno”, señaló McGonigle. “El tren se ha embalado. Los vagones se han soltado y han descarrilado”, explicó.

Las explosiones desataron un infierno que envió llamas enormes. La nube de humo negro se podía ver desde varios kilómetros de distancia horas después del descarrilamiento. —AGENCIAS

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios