Secciones
×

Síguenos en

EE.UU.

Republicanos debaten reforma migratoria

Mientras, en la Casa Blanca, el presidente Barack Obama se reunió este miércoles con el Concilio Hispano del Congreso, integrado exclusivamente por demócratas

Foto/ AP
Foto/ AP

Por AP

Jul 10, 2013- 11:45

Los republicanos de la Cámara de Representantes que debaten el tema políticamente volátil de la inmigración están batallando para determinar qué hacer con las personas que se encuentran en el país ilegalmente. La mayoría de los republicanos se resisten a apoyar una vía a la ciudadanía para 11 millones de inmigrantes no autorizados, aunque tampoco han sugerido deportarlos.

En la Casa Blanca, el presidente Barack Obama se reunió el miércoles con el Concilio Hispano del Congreso, integrado exclusivamente por demócratas, en momentos que el destino de su prioridad para el segundo período presidencial está en las manos de los republicanos de la Cámara de Representantes.

Mientras el Partido Republicano se prepara para reunirse el miércoles para debatir el tema, muchos legisladores parecen estar inclinándose por ofrecer un estatus legal de algún tipo a millones de indocumentados en Estados Unidos.

Para algunos, la opción es dar la condición de trabajador invitado a los inmigrantes no autorizados, mientras que otros dejan abierta la posibilidad de que una vez que estén en el país legalmente, puedan llegar a naturalizarse a través de las vías existentes de solicitud de algún familiar o empresa. Otros se centran en la ciudadanía para las personas que llegaron al país cuando eran muy jóvenes, así como para veteranos de guerra y tal vez otras personas que han vivido en el país durante años y han demostrado su contribución a la sociedad.

Sin embargo, como los demócratas exigen nada menos que una vía sencilla, aunque prolongada, para obtener la ciudadanía, similar a lo que plantea el proyecto de ley de inmigración aprobado por el Senado, es dudoso que llegue un acuerdo al escritorio del presidente Barack Obama.

“Creo que hay una voluntad de actuar. Pero el margen no es muy grande entre los republicanos de la Cámara “, dijo el representante Trey Gowdy, republicano por Carolina del Sur, quien preside la Subcomisión de Inmigración de ese foro. Sin el apoyo de los demócratas “es un número muy pequeño que se puede perder”.

Por su parte, el representante Steve King, republicano por Iowa, dijo: “No voy a apoyar ningún tipo de legalización porque eso es una amnistía, y si lo hacemos vendrán más a infringir la ley”.

Los republicanos controlan 234 escaños y los demócratas 201 en la Cámara. Aprobar una iniciativa de ley requiere 218 votos si todos los legisladores participan.

Muchos de los conservadores con poder en la Cámara de Representantes se encuentran en distritos con pocos votantes hispanos, y por lo tanto están protegidos en buena medida de la presión para actuar en materia de inmigración. El presidente de la Cámara, John Boehner, republicano por Ohio, ya ha rechazado la idea de llevar el proyecto del Senado a la Cámara de Representantes y ha prometido que ninguna legislación será aprobada sin el apoyo de una mayoría de los republicanos.

“Estados Unidos siempre se ha mostrado abierta a la naturalización de los inmigrantes”, dijo el senador Chuck Schumer, demócrata por Nueva York. “Ahí está la Estatua de la Libertad. Nunca se ha dicho que los inmigrantes vienen para ser ciudadanos de segunda clase. No lo vamos a permitir. Eso no sucederá”.

Obama también ha dicho que no firmará ninguna ley que no incluya una vía a la ciudadanía.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios