Secciones
×

Síguenos en

Egipto

Al cumplirse plazo, Morsi se niega a dimitir

La declaración del presidente egipcio se difundió poco antes de que expirara un ultimátum en el que militares exigieron que cumpliera demandas de millones de manifestantes que piden su destitución

El presidente de Egipto Mohamed Morsi sostiene que no renunciará. Foto/ AP
El presidente de Egipto Mohamed Morsi sostiene que no renunciará. Foto/ AP

Por AP

Jul 03, 2013- 09:45

El presidente de Egipto se negó el miércoles a dimitir, justo antes de que venciera el ultimátum que el ejército dio al mandatario islamista.

En un comunicado, Mohamed Morsi advirtió que su legitimidad electoral es la única salvaguardia contra la violencia y la inestabilidad. En referencia a los militares, dijo que era un error “tomar partido”.

La declaración de Morsi se difundió poco antes de que expirara un ultimátum por el cual los militares le exigieron que cumpliera las demandas de millones de manifestantes que piden su destitución o el ejército intervendrá para aplicar su propio plan para poner fin a la crisis.

Morsi ya había advertido antes que no renunciará a pesar de varios días de protestas callejeras multitudinarias que exigen su salida. Al menos 39 personas han muerto desde que las protestas iniciaron el domingo.

Momentos antes del comunicado de Morsi, miembros de la televisora estatal de Egipto dijeron que había militares presentes en la sala de redacción de la influyente emisora, supervisando su transmisión poco antes de que venciera el ultimátum.

Los empleados dijeron que oficiales del departamento de información del ejército estaban revisando la transmisión el miércoles, pero sin interferir.

Los militares también reforzaron la presencia de tropas al interior del edificio, dijo el personal, a pesar de que no se les podía ver desde fuera. El ejército parecía haber endurecido el control de las principales instituciones del país antes de que vencira el ultimátum.

Previamente, el principal defensor de la democracia en Egipto, Mohamed ElBaradei, y clérigos musulmanes y cristianos coptos de alto rango se reunieron con el jefe del Ejército egipcio a fin de discutir un plan político para el país sólo horas antes de que venciera el plazo el ultimátum de la fuerzas militares al presidente islamista.

La reunión indicó que el ejército estaba dando pasos más concretos hacia la implementación de su propio plan para reemplazar al presidente Morsi, el primer mandatario electo democráticamente en Egipto y quien asumió el cargo hace un año.

Bajo un plan revelado a los medios oficiales, las fuerzas armadas instalarían un nuevo liderazgo temporal, disolverían el Parlamento dominado por islamistas y suspenderían la Constitución respaldada por islamistas.

Las fuerzas militares habían indicado que implementarán su plan una vez que venza su ultimátum de dos días a Morsi, entre las 4:00 y 5:00 de la tarde (1400-1600 GMT).

El vocero de la oposición, Khaled Dwoud, anunció el encuentro en una entrevista telefónica con la televisión estatal.

ElBaradei es el líder del principal grupo de la oposición, el Frente de Salvación Nacional. Estuvo acompañado en la reunión por el jefe de las fuerzas armadas, general Abdel-Fatá el-Sissi; por el jeque Ahmed el-Tayeb, gran imán de la mezquita Al-Azhar y el papa Tawadros II, patriarca de la minoría cristiana copta de Egipto.

Con su destino político en la cuerda floja, Morsi pidió en un discurso la noche del martes que las fuerzas armadas retiraran el ultimátum y afirmó que él rechazaba todos los “dictados”, desde dentro o desde fuera del país.

En un emotivo discurso transmitido en vivo a todo el país, el líder islamista que llegó al poder hace un año como el primer presidente elegido libremente acusó a los leales a su antecesor Hosni Mubarak de aprovechar la ola de protestas para derrocar su régimen y frustrar la democracia.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios