Secciones
×

Síguenos en

Opinando sobre el aborto, la paz y la marihuana

Durante la entrevista, José Mujica hizo un fuerte alegato a favor de la despenalización del aborto

En la charla, Mujica habló sobre aspectos de su gobierno, pero sobre todo de su filosofía de vida.
En la charla, Mujica habló sobre aspectos de su gobierno, pero sobre todo de su filosofía de vida.

Por

May 31, 2013- 19:00

ESPAÑA. Consultado sobre las iniciativas de su gobierno como la despenalización del aborto y el intento de legalizar la comercialización de la marihuana, Mujica manifestó que con ellas lo que busca es una solución a problemas que afectan a la sociedad, lo que no quiere decir que esté de acuerdo.

“¿Quién va a estar a favor de aborto? Yo lo planteo no por estar a favor del aborto, creo que nadie puede estar a favor del aborto como una cuestión de principios”, sentenció.

Pero, el tema es que “hay un cuadro de mujeres que se ve en la amargura de tener que tomar esa decisión contra viento y marea porque la familia no la entiende o está en la soledad. Y ese mundo vive en la clandestinidad, la explota y se juega la vida”, afirmó Mujica. Esta situación la lleva a tomar decisiones, que van “más allá de las discusiones de principios que puedan tener los políticos o los filósofos. Y ahí hay vidas que se pierden”, continuó.

Por esta razón, aseguró que “reconocer la existencia de ese hecho, ponerlo arriba de la mesa, legalizándolo, nos da la oportunidad de poder obrar persuasivamente sobre la decisión de estas mujeres”, que muchas veces retroceden.

“Lo otro es dejarlas aisladas y es hipócrita. Tenemos que hacernos cargo y tratar de salvar la mayor cantidad de vidas posibles”, subrayó.

En seguida, mencionó que Uruguay “ya por 1910” asumió que la gente no iba a dejar de tomar alcohol y resolvió estatizar su producción, “cobrarlo caro y usar esa plata para la Salud Pública”.

Un país “en el que se reconoció la prostitución” y se la “organizó”. Uruguay “tiene esa tradición cultural de reconocer la realidad. Países notables como Estados Unidos se mandaron la ley seca y mire como les fue”, indicó.

En el caso de la marihuana manifestó que el tema es similar al del tabaco. “¿Quién dice que el tabaco es bueno y cuántos fuman?”, se preguntó. “La marihuana es una plaga como el tabaco. Y ninguna adicción, salvo la del amor, es recomendable, pero están ahí”, expresó.

Pero el problema que está atrás de la marihuana es el narcotráfico, explicó. “Si lo dejamos en la clandestinidad, le regalamos un mercado. Lo que nosotros defendemos es que se haga cargo el Estado (…) Si te estás pasando, te controlo, marche al hospital que tiene que ser atendido. Acá el tema es “robarle el tema al narcotráfico como forma de combatir (…) si no nos gana la guerra”, aseguró.

Más allá de esto, Mujica reconoció que no está seguro que su solución sea la mejor forma de contribuir al problema, sin embrago afirmó: “Lo que tengo claro es que 100 años persiguiendo la drogadicción no soluciona el problema, entonces hay que ser más pragmático”.

Sobre la paz

Sobre la situación actual de América Latina, Mujica señaló que “no existe cosa más sagrada que respaldar el proceso de Colombia para que pueda encontrar el camino de la paz (…) La paz es el porvenir y lo otro pasa”.

“Nadie puede devolver lo que perdiste, lo que perdiste en un calabozo, cuando fuiste tratado como tarro al basural y otras cosas. En la vida hay que aprender a cargar con una mochila de dolor, pero no vivir mirando la mochila (…) Puedes caer mil veces, el asunto es que tengas la fuerza y el coraje de volverte a levantar y volver a empezar. El volver a empezar es una actitud general que hay que pregonar en la vida. Los únicos derrotados en la vida son los que dejan de luchar, de soñar y de querer”, aseguró.

“Cuando uno vive para la venganza, para lo que le hicieron, no se termina nunca más, es como el loco que da vuelta a la columna”, reflexionó. —AGENCIAS.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios