Secciones
×

Síguenos en

EE. UU. presiona para impedir asilo a Edward Snowden

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, anunció ayer que el exempleado de la CIA viajaba rumbo a Ecuador

Una imagen del exempleado de la CIA Edward Snowden es mostrada en una pantalla gigante en un programa de noticias locales en Hong Kong, China. foto edh /
Una imagen del exempleado de la CIA Edward Snowden es mostrada en una pantalla gigante en un programa de noticias locales en Hong Kong, China. foto edh /

Por

Jun 24, 2013- 19:00

WASHINGTON, EE. UU. lanzó ayer una severa advertencia contra cualquier país que se atreva a dar refugio a Edward Snowden y en especial a Rusia, el país donde la Casa Blanca cree que está el exinformático de la NSA, y Ecuador, el Estado que está estudiando ofrecerle asilo político.

El Departamento de Estado ha requerido a los países de América Latina que no den cobijo ni permitan al autor de las filtraciones que haga escala, en un gigantesco esfuerzo diplomático para cerrar toda vía de fuga al hombre que ha puesto en jaque al Gobierno.

Washington ya está muy disgustado con Pekín por haber permitido que Snowden abandonase Hong Kong el domingo, donde se había refugiado tras filtrar a los medios el espionaje masivo a través de Internet de los servicios secretos estadounidenses.

Hasta el cierre de esta edición, EE. UU. desconocía el paradero de Snowden. Moscú negaba que el filtrador estuviese en su territorio, sin hablar de la posibilidad de que estuviese en una zona de tránsito del aeropuerto.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, aseguró ayer que está en “lugar seguro” y que iba rumbo a Ecuador.

El ministro de Exteriores ecuatoriano, Ricardo Patiño, ratificó que su Gobierno recibió una carta del exempleado de la CIA dirigida personalmente a Rafael Correa, en la que solicitaba asilo político.

El gobierno de Correa se está forjando una imagen en el mundo como receptor de grandes enemigos de EE. UU., como podrían ser Assange y Snowden. Desde que Correa llegó al poder en 2006, el discurso antiimperialista de su país se ha acentuado. Primero fue contra la deuda externa; luego contra Chevron, por un juicio de contaminación en la región amazónica; y luego fue por las revelaciones de Wikileaks, que le costaron la expulsión a la embajadora estadounidense en 2010. Hasta el año pasado Washington no envió un nuevo representante a Quito.

Aunque EE. UU. y Ecuador tienen vigente un tratado de extradición, si Snowden tuviera la condición de asilado político, por las razones que el propio experto informático señala en su carta, en Ecuador estaría a salvo.

Por otro lado, el precedente de Assange que, aunque no se encuentra en Ecuador, sí está bajo la protección de la sede diplomática ecuatoriana en Londres, es otro aliciente para pedir la protección del país gobernado por Correa.

Con este nuevo caso, además de molestar directamente a los intereses de EE.UU., según analiza BBC, Correa pretende erigirse como defensor de los derechos humanos y, en concreto, de la libertad de expresión, fortaleciendo su compromiso con los topos que luchan por la transparencia informativa.

La petición de Snowden se produce justo en el momento en que en Ecuador se ha aprobado una polémica Ley de Comunicación que ha sido cuestionada por la ONU y Human Rights Watch, entre otros, por afectar la libertad de prensa.

Pero quizás el principal motivo por lo que Snowden viajará a Ecuador es porque tal como lo expresó el abogado de Julian Assange, Michael Ratner, “sus opciones no son numerosas”.

“(Snowden) debe de tener un país que esté dispuesto a enfrentarse a Estados Unidos”, dice.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios