Secciones
×

Síguenos en

México busca corregir déficit comercial y atraer inversiones del gigante asiático

Peña Nieto quiere poner las bases para un flujo comercial equilibrado con la nación asiática

Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie fotara texto pi texto pie foto. foto edh / xxxxx xxxxxxx El presidente chino, Xi Jinping (c), y su esposa, Peng Liyuan, reciben
Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie fotara texto pi texto pie foto. foto edh / xxxxx xxxxxxx El presidente chino, Xi Jinping (c), y su esposa, Peng Liyuan, reciben del alcalde de San José, Johnny Araya, las llaves

Por

Jun 03, 2013- 19:00

SAN JOSÉ. La visita de Estado del presidente chino, Xi Jinping, a México hoy es vista por el Gobierno de Enrique Peña Nieto como una ocasión para dar un golpe de timón a unas relaciones estancadas en los últimos años y comenzar a desarrollar su potencial económico.

Entre las prioridades figura corregir la brutal asimetría comercial que existe entre los dos países así como atraer inversiones directas del gigante asiático en la segunda economía más grande de América Latina, actualmente en un nivel mínimo.

El déficit comercial de México con China superó en 2012 los 50.000 millones de dólares –por cada 10 unidades que importa, exporta una- y no para de crecer: en el primer trimestre de este año, según el Banco de México, alcanzó casi los 13.00 millones, un crecimiento del 73%, el más alto en un periodo similar en el último lustro.

Xi llegará a México procedente de Costa Rica hoy por la tarde y permanecerá en este país hasta el jueves, aunque sus principales actividades oficiales se concentrarán en el primer día de la visita y durante este miércoles.

Está programado que Xi se reúna con el presidente Peña Nieto hoy y mañana comparezca ante la Comisión Permanente del Congreso mexicano y se entreviste con el alcalde de la capital, Miguel Ángel Mancera. El jueves se desplazará al estado de Yucatán para visitar las ruinas de Chichen Itzá, entre otras actividades

El Gobierno mexicano espera que esta visita permita “lograr una relación integral” con el gigante asiático, así como superar una balanza comercial que es muy desfavorable para México, porque exporta a China la décima parte de lo que importa desde allí.

“Tenemos también la necesidad de trabajar juntos para crear las condiciones que nos permitan aumentar los flujos comerciales, pero de una manera equilibrada”, dijo el subsecretario de Relaciones Exteriores de México, Carlos de Icaza.

“Esperamos que durante la reunión de los dos presidentes se puedan firmar cuando menos alrededor de 10 documentos” en áreas como energía, transportes, turismo, economía y comunicaciones, agregó De Icaza.

El funcionario espera que durante la reunión de los dos presidentes se puedan firmar al menos alrededor de 10 documentos en áreas como energía, transportes, turismo, economía y comunicaciones.

Desde 2005 China ha desplazado a México como segundo país exportador a Estados Unidos, el principal socio comercial de este país. Además, desde 2003 China es el segundo exportador a México, después de Estados Unidos.

México, que apenas tiene flujos de inversión de capital chino, representa no obstante una buena plataforma para las inversiones chinas en el continente.

El pasado 3 de junio, el embajador de China en México, Zeng Gang, confirmó que esa nación aspira a firmar un tratado de libre comercio con México.

“Si podemos firmar un TLC con México, se va a reducir más el costo del comercio y se ampliará la cantidad de los productos, lo que beneficiará a ambos países”, subrayó.

Zeng indicó que hay muchos productos agrícolas que corresponden a la necesidad de su país, por ejemplo la carne de cerdo y de res, los mariscos, así como productos pesqueros y frutas.

Destacó que con la firma del tratado esos productos podrían entrar más fácilmente a China, que es un mercado gigante con más de 1,600 millones de pobladores, y se calcula que en los próximos 5 años importaría más de 10 billones de dólares de productos.

El diplomático aseguró que ambos tienen muchas similitudes pues son miembros importantes de los países en vías en desarrollo y de las economías emergentes.

“La visita del presidente chino es una clara señal de la importancia que tiene esta nación para nuestro país”, declaró Zeng Gang. —AGENCIAS.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios