Secciones
×

Síguenos en

Comité aprueba proyecto para reforma migratoria

La reforma daría vía a la ciudadanía a más de 11 millones de indocumentados

El líder republicano del senado Mitch McConnell (izq.) aseguró que no intentará bloquear la reforma migratoria.
El líder republicano del senado Mitch McConnell (izq.) aseguró que no intentará bloquear la reforma migratoria.

Por

May 21, 2013- 19:00

WASHINGTON. El Comité Judicial del Senado de Estados Unidos aprobó ayer un proyecto de ley que propiciaría los mayores cambios en la política de inmigración del país en una generación, dando paso a un debate en el pleno de la Cámara alta el próximo mes.

El panel aprobó por 13 votos a favor y 5 en contra el proyecto de ley, de casi 900 páginas, que abriría un camino de 13 años hacia la ciudadanía para 11 millones de indocumentados y fortalecería la seguridad en la frontera suroeste con México, que por largo tiempo ha sido el punto de entrada de inmigrantes ilegales.

El proyecto de ley condiciona a que los inmigrantes que no tengan prontuario policial, que paguen multas por 2,000 dólares y que pasen 10 años con un estatus provisional que les permita trabajar y viajar al extranjero.

El presidente Barack Obama celebró la aprobación del proyecto y lo describió como consistente con los valores que él respalda, así como bien encaminado para reparar un sistema “roto”.

“Ninguno de los miembros de la comisión obtuvo todo lo que quería, yo tampoco lo obtuve. Pero al final, todos le debemos a los estadounidenses obtener el mejor resultado posible”, dijo Obama en un comunicado dado a conocer por la Casa Blanca.

“Animo al Senado a que lleve este proyecto bipartidista lo antes posible a la cámara y sigo esperanzado respecto a que el proceso de enmiendas llevará a mayores mejoras”, agregó.

La votación ocurrió después de que el comité aceptó una propuesta republicana para disminuir las restricciones a las compañías de alta tecnología de Estados Unidos que quieren contratar a trabajadores altamente calificados de países como India y China.

En una decisión dramática justo antes de la votación, el presidente del Comité Judicial, el demócrata Patrick Leahy, retiró una enmienda para dar a las personas el derecho de patrocinar a parejas del mismo sexo que sean extranjeras para optar a la residencia legal permanente.

Los colegas de Leahy en el comité -republicanos y demócratas- advirtieron que la enmienda probablemente resultaría en la muerte del proyecto de ley en el Congreso. Los demócratas en general están a favor de brindar un trato igualitario a las parejas heterosexuales y homosexuales, mientras que muchos republicanos se oponen a hacerlo.

“Estoy comprometido a poner fin a esa discriminación”, dijo Leahy antes de retirar la enmienda.

El senador republicano Orrin Hatch dijo que los cambios hechos a las reglas de las visas para trabajadores calificados, que había exigido a nombre de la industria tecnológica, eran el precio de su respaldo al proyecto de ley cuando el comité realizó la votación final.

En otra señal alentadora para el proyecto de ley, el líder republicano del Senado Mitch McConnell dijo que no bloqueará la medida cuando se presenté al pleno de la Cámara alta para su debate.

Todos los elementos centrales del proyecto de ley se han mantenido después de cinco largas sesiones de trabajo del grupo bipartidista, y algunas provisiones de seguridad fronteriza claves para los conservadores y legisladores de estados limítrofes han sido fortalecidas.

El presidente del Senado, el demócrata Harry Reid, planea someter en junio el proyecto de ley a votación en el pleno del Senado. Los autores de la legislación han expresado expectativas de obtener al menos 70 de 100 votos posibles con la intención de ejercer una considerable presión política sobre la cámara baja, controlada por la mayoría republicana.

La comisión judicial de la cámara baja planea celebrar hoy una audiencia para analizar el proyecto de ley debatido en el Senado. Su presidente, el republicano Bob Goodlatte, ha dicho que le preocupan algunos aspectos de la legislación en el Senado.

A diferencia del proyecto de ley integral debatido en el Senado, la cámara baja ha abordado la reforma migratoria con proyectos de ley separados y poniendo énfasis en aspectos punitivos a las infracciones migratorias.

El proyecto de ley solo entrará en vigencia después de que lo apruebe el Senado en pleno, y que la cámara baja haga lo propio tras recibir una versión aprobada por su comisión judicial, que hasta el momento solo ha presentado proyectos de ley separados.

Solo después de que ambas cámaras reconcilien sus versiones es que podría pasar al presidente Obama para que firme el ejecútese. —AGENCIAS

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios