Secciones
×

Síguenos en

Maduro al canciller español: “Saque sus narices de Venezuela”

El ministro español de Exteriores había afirmado que España "está dispuesta a acercar posiciones"

Imagen del 27 de abril del gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, en su visita a Cuba.
Imagen del 27 de abril del gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, en su visita a Cuba.

Por

May 01, 2013- 19:00

CARACAS. El gobernante venezolano, Nicolás Maduro, instó al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, José Manuel García-Margallo, a “sacar sus narices de Venezuela”, en respuesta a su oferta de mediación en la crisis política que vive el país iberoamericano.

“Ha dicho el canciller español que está listo para venir a mediar en Venezuela. Señor canciller español, no venga a mediar a Venezuela, vaya a las calles a responderle a la clase obrera española, a la que ustedes le han quitado el derecho al trabajo, al salario, a las pensiones”, dijo desde el Teatro Junín, en Caracas.

El venezolano se refería a unas declaraciones de García Margallo tras participar ayer en una reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en las que el ministro manifestaba la predisposición española a ayudar en Venezuela y a mediar entre los distintos actores políticos.

“Canciller español, saque sus narices de Venezuela; canciller español, fuera de aquí; canciller español, impertinente. A Venezuela se la respeta”, remachó Maduro, tras lo cual fue ovacionado por el público al grito de “así es que se gobierna”.

A pesar de sus críticas al Gobierno de Mariano Rajoy, el chavista envió un “saludo especial” a “la clase obrera española”. “Tienen que salir a la calle a luchar por lo que la derecha facistoide les está quitando”, indicó. “Imagínense que la derecha hubiera puesto su mano en el poder político en Venezuela. A estas alturas, a 1 de mayo, la clase obrera venezolana estaría insurrecionada, porque habrían privatizado y asesinado. No exagero, es el proyecto de odio del fascismo, que tenemos que seguir denunciando”, apuntó.

En las últimas semanas las relaciones bilaterales entre España y Venezuela se tensaron debido a la decisión de Caracas de llamar a consultas a su embajador en Madrid.

La medida se produjo después de que García-Margallo abogara por un recuento electoral rápido en Venezuela para acabar con la actual situación de “interinidad” y por el “acuerdo y el diálogo”, ya que el resultado de los comicios certificaba una “polarización muy fuerte”.

Maduro respondió advirtiendo que esperaba que España rectificara a tiempo porque si no tomaría medidas “ejemplares” en todos los órdenes, incluido el económico.

Posteriormente, el Gobierno español manifestó el reconocimiento a los resultados difundidos por el Consejo Nacional Electoral, que dieron la victoria a Maduro por un estrecho margen sobre el líder opositor Henrique Capriles.

La decisión del Gobierno de Mariano Rajoy fue calificada como “excelente” por Maduro.

Venezuela vive una situación de crisis política tras las elecciones del 14 de abril, ganadas por Maduro en un resultado que el líder opositor, Henrique Capriles, no reconoce y ha anunciado que impugnará.

García-Margallo afirmó ayer en Miami que las relaciones de España con Venezuela se basan en el “respeto mutuo” y rechazó pronunciarse sobre las declaraciones al respecto de Maduro.

También confirmó que no va a llamar al embajador venezolano a consultas “de ninguna manera”.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios