Secciones
×

Síguenos en

Preocupa a EE.UU. ataque a oposición en Congreso venezolano

Agrega que la violencia no tiene lugar en la democracia

El diputado Julio Borges fue golpeado durante la sesión de la Asamblea Nacional del martes. A la derecha, la diputada Corina Machado, quien dijo que tenía fracturas en el tabique. foto edh
El diputado Julio Borges fue golpeado durante la sesión de la Asamblea Nacional del martes. A la derecha, la diputada Corina Machado, quien dijo que tenía fracturas en el tabique. foto edh

Por

May 01, 2013- 19:00

WASHINGTON. Estados Unidos está “muy preocupado” por los enfrentamientos violentos en la Asamblea Nacional venezolana y pide a todas las partes que mantengan la calma, declaró ayer un portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell.

Los venezolanos tienen derecho a reunirse y expresarse libremente, dijo en rueda de prensa Ventrell, quien reiteró la petición de su gobierno de que haya un recuento de votos tras las elecciones que dieron la victoria a Nicolás Maduro, delfín del fallecido Hugo Chávez, por un estrecho margen sobre el líder opositor Henrique Capriles.

“La violencia no tiene lugar en un sistema representativo, democrático, y es particularmente inapropiado dentro de la Asamblea Nacional (venezolana)”, dijo Ventrell.

Diputados chavistas y opositores protagonizaron el martes una trifulca en la Asamblea, en una sesión en la que los oficialistas negaron por mayoría el derecho de palabra a los detractores del gobierno por desconocer a Maduro.

Las imágenes de la pelea fueron ampliamente reproducidas por medios de comunicación estadounidenses.

“Estamos muy preocupados por la violencia, expresamos nuestra solidaridad con los heridos y pedimos de nuevo a todas las partes que eviten actos y actitudes que contribuyan a confrontaciones físicas”, explicó Ventrell.

Golpe de Estado virtual

Mientras, la alianza opositora venezolana Mesa de Unidad Democrática (MUD) denunció ayer que el país está ante un “virtual golpe de Estado” contra la Asamblea, estimulado por acciones de violencia contra diputados de la bancada de oposición.

Agregó que entre las señales que revelan el “golpe” están la “inadmisible negativa a otorgar el derecho de palabra a los diputados de la Unidad desconociéndoseles como representantes del pueblo, la destitución de los miembros de esta bancada de las directivas de las comisiones permanentes, las agresiones contra el diputado William Dávila la semana pasada y ahora estas nuevas agresiones contra varios diputados” de la MUD.

Indicó que los hechos de violencia fueron “tolerados por el presidente de la Asamblea (Diosdado Cabello) y perpetrados por diputados de la fracción oficialista”, aunque recalcó que fueron propiciados por el presidente Nicolás Maduro con su discurso “agresivo”.

Añadió que Maduro cree “equivocadamente que para ‘mostrar carácter’ requiere de la agresividad y la violencia”. “(Esto) constituye un hecho grave que afectó seriamente la institucionalidad democrática y pone en serio riesgo la institución parlamentaria”, dijo la declaración de la MUD.

La trifulca hizo recordar a muchos que Diosdado Cabello advirtió recientemente a la oposición que el desaparecido presidente Hugo Chávez era su “muro de contención”, en unas palabras que sonaron a amenaza para algunos.

“Ese era Chávez, incapaz de hacerle daño a nadie, a nadie (…) Yo les digo; miren ustedes, tenían que haber rezado mucho para que Chávez siguiera vivo, señores de la oposición, porque Chávez era el muro de contención de muchas ideas locas, de esas que se nos ocurren a nosotros, de muchas ideas locas que se nos ocurren a nosotros”.

También la MUD denunció que frente a protestas pacíficas, se ha desatado una brutal represión militar y policial. Campañas gubernamentales de corte fascista, han intentado culpar a la oposición de hechos de violencia inexistentes o fabricados por la propaganda oficial, buscando, fundamentalmente, criminalizar la disidencia.

Agrega que el oficialismo promueve la violencia institucional como mecanismo para consolidad la desviación del resultado electoral, acallar las protestas populares pacíficas y distraer la atención sobre la solicitud de recuento de los votos, el gobierno ha desencadenado, estimulado y coordinado actos de violencia contra la oposición y los manifestantes. —AGENCIAS.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios