Secciones
×

Síguenos en

Obama reitera lucha antinarco

El presidente Barack Obama se reunió ayer con los presidentes del Sistema de Integración Centroamericana (SICA)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante la cena con los gobernantes de los países de Centroamérica en San José, Costa Rica. Foto EDH / REUTERS
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante la cena con los gobernantes de los países de Centroamérica en San José, Costa Rica. Foto EDH / REUTERS

Por

May 03, 2013- 19:00

COSTA RICA. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se comprometió ayer en San José con un enfoque “regional” para la lucha antidrogas en Centroamérica, que no pasará por la militarización, y dio su apoyo a Costa Rica en sus aspiraciones de ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

“No estoy interesado en militarizar la estrategia contra las drogas”, indicó Obama en una conferencia de prensa conjunta con su homóloga de Costa Rica, Laura Chinchilla, con quien tuvo antes un encuentro bilateral, previo a la cita con los mandatarios del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Según Obama, Estados Unidos también está sufriendo los efectos del tráfico de drogas, con “personas jóvenes que mueren cada día” en comunidades pobres de ciudades como la suya, Chicago.

Se trata de trabajar con un enfoque “regional”, anotó Obama al precisar que su Gobierno ha gastado durante los últimos años miles de millones de dólares para reducir la demanda de drogas en EE. UU., uno de los mayores mercados de consumo.

“Debemos pensar creativamente porque obviamente algunas de las cosas que estamos haciendo han funcionado, pero otras no”, aseguró Obama.

Agregó que entre las valoraciones que se deben hacer en la región están el fortalecimiento de instituciones y de la capacidad de los sistemas judiciales.

Chinchilla, por su parte, afirmó que en las conversaciones que sostuvo con Obama relativas al tema de seguridad se descartó un escenario de guerra frontal al narcotráfico, como se ha llevado a cabo en otros países latinoamericanos como México y Colombia.

“Sabemos que el crimen organizado pesa con crudeza sobre la estabilidad institucional de la región, por lo tanto reconocimos la importancia de mantener los niveles de cooperación y particularmente redoblar los esfuerzos en un enfoque más integral y diverso; no es sólo con instrumentos de la guerra que seremos capaces de derrotar ese mal”, enfatizó.

Costa Rica, “por no tener ejército ni querer nunca tener que fundar uno, no puede permitirse llegar a esos escenarios para enfrentar el narcotráfico y el crimen organizado”, agregó.

En una agenda que abarcó comercio, política internacional y energías limpias, los puntos más importantes del encuentro entre Obama y Chinchilla fueron la posibilidad de que Estados Unidos exporte gas natural a Costa Rica a “precio doméstico”.

También el respaldo de Washington al interés de formar parte de la OCDE de un país, Costa Rica, “que ha mostrado por sí mismo que es un líder y modelo en libertad de comercio y en prensa libre”, en palabras de Obama.

Costa Rica es “un gran socio” para EE. UU. no solo a nivel regional, sino también global, dijo Obama al recordar que el comercio bilateral se ha doblado gracias al tratado de libre comercio (TLC).

La población de Costa Rica y de toda Centroamérica “merece seguridad, oportunidades y dignidad”, subrayó también el presidente estadounidense.

“Es muy importante que nuestra relación no esté definida sólo por el problema de las drogas”, agregó.

La seguridad sigue siendo “un problema acuciante”, pero Obama y los mandatarios del SICA también conversaron de economía y de otros asuntos en una cena de trabajo ayer viernes en San José.

“Estoy aquí para escuchar las preocupaciones no sólo individuales si no colectivas de una región de más 40 millones de personas que todos los días van a trabajar para dar a sus familias una mejor vida”, declaró Obama durante una cena de trabajo.

Entre otros asuntos, el mandatario estadounidense afirmó que Centroamérica necesita pensar en invertir en infraestructura, electricidad y promover un mayor comercio que genere más empleos.

“Si el hemisferio está trabajando junto de manera efectiva es beneficioso, si no, entonces perderemos competitividad con otras regiones”, expresó Obama.

Agregó que “los flujos de inversión van a las áreas del mundo con instituciones más fuertes y transparentes”, y que en ese ámbito Estados Unidos y Centroamérica pueden buscar vías de colaboración conjunta.

El SICA está formado por Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y la República Dominicana, que en un año pasará de ser país observador a miembro pleno.

A la cita con Obama acudieron, además de Chinchilla, el presidente de Honduras, Porfirio Lobo; de Guatemala, Otto Pérez Molina; de Nicaragua, Daniel Ortega; de El Salvador, Mauricio Funes; de Panamá, Ricardo Martinelli; de República Dominicana, Danilo Medina, y el primer ministro de Belice Dean Barrow.

Otro tema en el que Obama mostró su interés por trabajar en conjunto con Centroamérica es en el desarrollo de energías limpias, ámbito en el que destacó el liderazgo de Costa Rica en la región.

El presidente dijo estar “muy interesado” en ayudar a los países del SICA “a reducir el costo de la energía y volver las economías más eficientes”.

Otro punto que resaltó Obama es la necesidad de una mejor educación para que los jóvenes de la región puedan acceder a empleos de calidad.

Por otro lado, el mandatario estadounidense señaló que apoya que el proyecto de ley sobre la reforma migratoria en EE. UU. incluya una disposición para que las parejas homosexuales sean tratadas igual que las demás.

Según el Gobierno costarricense de la reunión no saldrá ningún documento oficial, pues se trató de una reunión “exploratoria”.

El presidente estadounidense dará este sábado un discurso en un foro empresarial en San José antes de regresar a Washington . —AGENCIAS.

Articulos Relacionados

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios