Secciones
×

Síguenos en

Obreros bolivianos presionan a Evo Morales para mejorar jubilaciones

Los sindicalistas han sostenido que como está la actual ley de pensiones, muchos trabajadores ni siquiera se jubilan con un 70 por ciento.

Los sindicalistas han rechazado la acusación de conspiración y han señalado que Morales solo trata de confundir a los sectores movilizados para no atender la demanda. Foto edh / EFE.
Los sindicalistas han rechazado la acusación de conspiración y han señalado que Morales solo trata de confundir a los sectores movilizados para no atender la demanda. Foto edh / EFE.

Por

May 19, 2013- 20:05

LA PAZ, BOLIVIA. La Central Obrera Boliviana (COB) confirmó ayer que hoy comenzará su tercera semana de protestas para exigir mejores jubilaciones al Gobierno de Evo Morales, cuyos partidarios también saldrán a las calles para respaldarlo y rechazar la acción de los sindicatos.

Uno de los dirigentes de la COB, José Luis Delgado, declaró hoy a los medios que la determinación de la última asamblea de sindicatos fue clara en sentido de que a partir del lunes deben “masificar, fortalecer y radicalizar” las medidas de presión por su demanda.

El sindicalista, no obstante, también insistió en solicitar al Ejecutivo que se reanude el diálogo suspendido hace cuatro días para seguir buscando una salida al conflicto social.

Los sindicatos afiliados a la COB quieren una reforma de la ley de pensiones de 2010 para que los trabajadores se jubilen con el 100 % de sus salarios actuales, y no con el 70 % como fija la norma.

Los sindicalistas han sostenido que como está la actual ley de pensiones, muchos trabajadores ni siquiera se jubilan con ese 70 %, lo cual consideran injusto.

Para el Gobierno de Morales, subir el porcentaje al 100 % hundirá en cuatro años un fondo solidario, al que aportan los trabajadores, que permite subir el monto de las rentas de jubilación más bajas.

Acusan de golpe de Estado

La COB, según Delgado, ha enviado una carta a Morales para decirle que están preocupados por su convocatoria a los sectores indígenas y campesinos que le son leales a movilizarse en calles porque cree que los sindicatos están fraguando un golpe de Estado.

Hay preocupación “por la convocatoria que ha hecho el Gobierno a los sectores sociales con la finalidad de enfrentar a las marchas de la COB, lo que derivaría lamentablemente en hechos violentos”, dijo Delgado a radio Erbol.

Los sindicalistas han rechazado la acusación de conspiración y han señalado que Morales solo trata de confundir a los sectores movilizados para no atender la demanda de mejores jubilaciones.

La líder indígena Juanita Ancieta, de la organización Bartolina Sisa, leal al presidente Morales, adelantó ayer a los medios que para mañana se han convocado movilizaciones en La Paz y en la ciudad de Cochabamba, y el jueves se hará otra más en la capital paceña.

Aseguró que las manifestaciones de respaldo a Morales serán pacíficas, al tiempo que criticó a la COB porque piensa que no es real su voluntad de dialogar, si mantiene sus protestas.

Dirigentes del magisterio, mineros y trabajadores universitarios han anunciado que mañana volverán a las calles.

El vicepresidente del país, Álvaro García Linera, pidió hoy, a través de los medios estatales, que cesen las protestas y aseguró que el Gobierno siempre tiene las puertas abiertas al diálogo.

“Se dialoga, pero no dinamitando puentes, no arruinando a los niños, no molestando al pueblo paceño’, dijo García Linera, en alusión a las protestas mineras en La Paz con el uso de dinamita y las huelgas en escuelas y hospitales del Estado.

Las protestas podrían volverse agresivas.- EFE.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios