Secciones
×

Síguenos en

Sudáfrica

Muere joven gay en campamento “para convertirlo en hombre”

El joven fue sometido a un maltrato físico que lo llevó a cuidados intensivos. Era amarrado a la cama y no se le permitía ni siquiera ir al baño

FOTO DE INTERNET
FOTO DE INTERNET

Por Agencias

May 03, 2013- 20:30

El joven sudafricano Raymond Buys, de 15 años, falleció tras pasar 10 semanas en un campamento al que sus padres lo enviaron para que le curaran su déficit de atención y su homosexualidad, publica el sitio TvNotas.

El adolescente llegó al hospital en estado de desnutrición y deshidratado, con un brazo fracturado y con quemaduras y heridas por todo su cuerpo.

Tras 4 semanas en cuidados intensivos, el joven murió.

Diez semanas antes, los padres del chico lo inscribieron en el campamento Echo Wild Game Rangers, en Sudáfrica, en perfecto estado de salud. “Envié a mi hijo a este curso para hacer de él un hombre mejor, para brindarle un futuro mejor”, confesó la madre de Raymond. “Le confié su vida al señor Alex Coker”.

Alex De Coker, el “general” del entrenamiento de 49 años, así como uno de sus empleados, Michael Erasmus, de 20, enfrentan cargos por asesinato, maltrato y abandono de menores, entre otros. La semana pasada la Corte de Distrito de Vereeniging escuchó el testimonio de un muchacho que había compartido tienda de campaña con Raymond durante su estancia en el citado campamento.

Gerhard Oostuizen, de 19 años, declaró que “Ray” era encadenado cada noche a su cama, se le negaba permiso para ir al baño y en una ocasión fue obligado a comer sus propias heces. También relató que su compañero era golpeado con tablas, mangueras y palos. Oostuizen destacó que la peor parte era cuando De Coker electrocutaba a Ray, quien permanecía desnudo, atado y con una funda de almohada cubriendo su cabeza.

La madre de Raymond solo habló con él en dos ocasiones mientras permaneció en el campamento, en una de ellas le cuestionó por qué se hacía daño (como le dijo el instructor), y a pesar de que el joven le aseguró que no se lastimaba, su madre no lo sacó del campamento.

El 23 de marzo, la mujer recibió una llamada de De Koker, quien le informó que su hijo había ingresado al hospital para algunas pruebas, pero que se le había detectado un estado crítico y no lo dejarían salir.

No es el primer caso por el que Alex De Coker ha sido acusado de abuso y asesinato de menores. En 2009 enfrentó casos similares pero fue absuelto y se le permitió continuar al frente del controvertido campamento.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios