Secciones
×

Síguenos en

Francisco toma posesión como obispo de Roma

El Sumo Pontífice aprovechó para honrar al papa Juan Pablo II

Una ráfaga de viento sorprendió al papa Francisco mientras estaba de pie en el balcón de la basílica de San Juan de Letrán. Foto/ Reuters
Una ráfaga de viento sorprendió al papa Francisco mientras estaba de pie en el balcón de la basílica de San Juan de Letrán. Foto/ Reuters

Por AP - Agencias

Abr 07, 2013- 14:00

El papa Francisco fue formalmente instalado el domingo como obispo de Roma en una ceremonia caracterizada por una mayor sencillez frente a los ritos y pompas habituales de sus predecesores cuando éstos asumieron sus deberes pastorales.

En otra señal de que Francisco considera su misión de pontífice como un servicio de la humildad, aprovechó su llegada a la Basílica de San Juan de Letrán para honrar al papa Juan Pablo II que conserva una alta popularidad en Roma.

Francisco llegó media hora antes para bendecir una placa que renombra como Juan Pablo II -fallecido en 2005- la esquina de la plaza afuera de la iglesia.

Francisco aplaudió y dio su bendición cuando el alcalde de Roma develó una placa de piedra sencilla y de color blanco con la inscripción “Plaza Juan Pablo II” en una sección de la gran plaza, que es frecuente escenario de conciertos gratuitos de rock así como de manifestaciones políticas y sindicales.

Francisco, que hizo hincapié en la importancia de la sencillez, llegó al acto de develación con una sotana blanca simple, en contraste modesto con la vestimenta del cardenal italiano que le dio la bienvenida y que utilizaba una capa roja.

La ceremonia vespertina de instalación, que duró dos horas, es importante para la Iglesia, en virtud de que un papa es pontífice porque fue elegido obispo de Roma y no al revés.

Poco después de su elección el 13 de marzo como el primer papa procedente de América Latina, Francisco dejó claro que disfrutaría su papel pastoral como obispo de la ciudad.

La insistencia de Francisco sobre su papel de obispo “habla de su sensibilidad de ser realmente el pastor de una iglesia con un estilo concreto”, dijo el cardenal Agostino Vallini a la Radio Vaticano antes de la ceremonia de instalación.

Vallini, el vicario del papa ante la diócesis de Roma, es el prelado que recibió a Francisco y junto con el ayuntamiento decidió que una parte de la Plaza de San Juan de Letrán fuera nombrada Juan Pablo II.

La basílica es la más antigua de la ciudad; sus cimientos datan desde principios del siglo IV. La ceremonia de instalación efectuada en la basílica está impregnada de un ritual de siglos que los papas modernos han actualizado a sus tiempos.

Previo a la toma de posesión como obispo de Roma

Francisco invitó hoy a no tener miedo de ser y vivir como cristianos, a través de una Iglesia católica llamada a transmitir a los hombres la redención de los pecados para así sembrar la paz en los corazones.

En el rezo en la plaza de San Pedro del Vaticano del Regina Coeli, la oración que sustituye al Ángelus durante la Pascua, el pontífice argentino indicó que la paz es el “preciado don que Cristo ofreció a sus discípulos tras haber pasado a través de la muerte y el infierno”.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios