Secciones
×

Síguenos en

Admite que él y su hermano detonaron las bombas en Boston

Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años, el coautor de los atentados en Boston (EE. UU.) que permanece herido en un hospital. foto edh / ap
Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años, el coautor de los atentados en Boston (EE. UU.) que permanece herido en un hospital. foto edh / ap

Por

Abr 23, 2013- 19:00

ESTADOS UNIDOS. Dzhokhar Tsarnaev, el coautor de los atentados en Boston (EE. UU.) que permanece herido en un hospital, admitió a los investigadores que él y su hermano, Tamerlan, colocaron y detonaron las bombas, según publicó ayer The Boston Globe, que cita fuentes oficiales.

Los interrogadores aseguran que el estadounidense de origen checheno explicó que asesinó a un niño de 8 años y a dos veinteañeras e hirió a casi 300 personas para defender el Islam. Dzhokhar dijo que su religión está permanentemente “amenazada” y los yihadistas tienen que “luchar” para contraatacar. El chico dijo que actuaron en solitario y que los motivó también el rechazo a las guerras de Afganistán e Iraq, según varias fuentes de la investigación.

Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años y el menor de los hermanos, permanece ingresado en el hospital Beth Israel de Boston y su estado ha mejorado de “grave” a “favorable”, según el último parte médico divulgado ayer.

El joven, intubado desde que ingresó en el hospital el pasado viernes tras ser detenido por la policía, ha comenzado “a hablar”, según la cadena ABC.

Se está comunicando desde el domingo con los agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) por escrito y a través de gestos, ya que tiene lesiones en la cabeza, cuello, piernas y una mano producidas al parecer durante el tiroteo en el que falleció su hermano de 26 años, Tamerlan. Pero los médicos creen que él mismo se hizo las heridas en la garganta en un intento de suicidio.

El acusado también indicó que él y su hermano mataron a un policía la noche del jueves, tres días después de los atentados, de acuerdo con ese diario, que cita bajo la cobertura del anonimato a fuentes oficiales vinculadas con la investigación.

Según las fuentes citadas por The Boston Globe, el joven confesó el domingo antes de que se le leyeran sus derechos básicos, conocidos como “Miranda rights” y que incluyen el de no hablar con la policía sin un abogado presente.

En estos dos días de entrevistas en el hospital los oficiales del FBI también han concluido que los dos hermanos, de origen checheno, actuaron solos, que no tenían contactos con grupos terroristas nacionales o extranjeros y que perpetraron los atentados por motivos religiosos.

Varios conocidos de los hermanos Tsarnaev han contado a la prensa que Tamerlan había adoptado desde hace un tiempo una posición islamista extrema.

De hecho, Dzhokhar, acusado formalmente de cargos que incluyen el “uso de armas de destrucción masiva” y que podrían acarrearle la pena de muerte, ha dicho a las autoridades que fue su hermano mayor el promotor de los atentados.

Al parecer ambos se radicalizaron a sí mismos, sin intervención ajena, a través de sitios de Internet y a raíz de su rechazo a la estrategia de EE. UU. en el mundo musulmán.

Dzhokhar contó que su hermano construyó las bombas caseras en una olla a presión siguiendo las instrucciones de una revista publicada por Al Qaeda en inglés, ‘Inspire’. Entre las recomendaciones para artefactos caseros está la de usar fuegos artificiales. Una tienda de New Hampshire, en la frontera con Massachusetts, llamada Phantom Fireworks ha descubierto que Tamerlan compró allí dos grandes kits de pirotecnia en febrero por $199.99 cada uno. Los pagó en efectivo. En la habitación del colegio mayor de Dzhokhar el FBI también ha encontrado fuegos artificiales.

Funcionarios familiarizados con las entrevistas al joven indicaron a The Washington Post que Dzhokhar se ha referido específicamente a la guerra en Iraq, de donde EE. UU. sacó sus últimas tropas en diciembre de 2011, y a la de Afganistán, donde los soldados estadounidenses permanecerán hasta finales de 2014.

Un análisis preliminar de los teléfonos celulares y los ordenadores de los dos sospechosos no ha aportado indicios de que tuvieran cómplices para perpetrar los atentados, según una fuente de la lucha antiterrorista citada por la cadena NBC.

Las explosiones, el pasado 15 de abril, mataron a tres personas, entre ellas un niño de 8 años, y dejaron heridas a otras 282, según datos de la Comisión de Salud Pública de Boston publicados ayer.

Además de la confesión de Dzhokhar, las autoridades cuentan con el testimonio de un hombre al que los dos hermanos supuestamente secuestraron el jueves por la noche, antes de que Tamerlan falleciera en la madrugada del viernes en un tiroteo con la policía.

“Acabamos de matar a un policía. Hicimos volar el maratón. Y ahora nos vamos a Nueva York”, dijeron los hermanos al hombre al que secuestraron para robarle el coche, de acuerdo con The Boston Globe.

Durante su huida de las autoridades una vez que salió a la luz su implicación en los atentados los hermanos Tsarnaev, de origen checheno, tirotearon y mataron a un policía identificado como Sean Collier.

Según las fuentes de The Boston Globe, los hermanos comentaron varias veces al hombre al que secuestraron que se iban a Nueva York y utilizaron su tarjeta de crédito para sacar dinero.

“No hemos descartado nada en Nueva York. Estamos investigando quiénes estaban al corriente y si había alguien en Nueva York preparado para ocultarlos”, subrayaron las fuentes.

Los investigadores pretenden ahora entrevistar a la viuda de Tamerlan, una joven de 24 años llamada Katherine Russell que ha afirmado no saber nada de la supuesta implicación de su marido en los atentados.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios