Secciones
×

Síguenos en

“Cuando ya no haya miedo, democracia llegará a Cuba”

Bloguera Yoani Sánchez se reunió con legisladores de EE.UU.

Yoani Sánchez es recibida por los republicanos Joe García (de lentes) e Ileana Ros-Lehtinen (izquierda). foto edh / AP
Yoani Sánchez es recibida por los republicanos Joe García (de lentes) e Ileana Ros-Lehtinen (izquierda). foto edh / AP

Por

Mar 19, 2013- 19:00

WASHINGTON. La bloguera opositora cubana Yoani Sánchez afirmó ayer en Washington que no es “ilusa”, al advertir que la democratización de Cuba no llegará solo con periodistas independientes y nuevas tecnologías, sino cuando los cubanos pierdan el miedo.

“No soy ilusa: sé que solamente con un teléfono móvil, sé que solamente con una cuenta en Twitter, sé que solamente con un blog no se puede democratizar un país”, dijo Sánchez en la capital estadounidense, en medio de su gira por una docena de países.

Diez años después de la detención de 75 periodistas independientes, el régimen de Raúl Castro usa “métodos represivos diferentes, desde los arrestos arbitrarios y no documentados a la paramilitarización de la represión”.

“Lo que más hace falta es que los cubanos pierdan el miedo. No funciona si somos un pequeño grupo criticando, si somos un pequeño grupo intentando cambiar las cosas”, dijo.

“Mientras el oportunismo, las máscaras y los silencios sean la actitud que asume la gran mayoría de los compatriotas ante la realidad cubana, mientras esto siga así, nada va a cambiar”, dijo la filóloga de 37 años y autora del blog Generación Y, crítico del régimen.

Sánchez recordó que esta semana se cumple el décimo aniversario de la llamada “Primavera negra”, cuando fueron encarcelados 75 activistas y periodistas en la isla, un hecho que fue un “golpe duro” para la disidencia.

“Una década después el panorama es totalmente diferente a lo que esperábamos: una verdadera ebullición de critica, de personas que quieren expresarse, de disidencia dentro de la isla”, gracias en parte de los nuevos medios y las redes sociales, dijo.

“No soy ilusa, la tecnología sola no va a ayudar a democratizar Cuba, pero nos va a proteger para lograrlo”, dijo Sánchez, al afirmar que la “visibilidad” que está logrando con este viaje internacional le servirá de “escudo protector” cuando vuelva a Cuba.

Dijo que La Habana se equivocó si la dejó salir calculando que ella no regresaría, o para que enfrentara manifestaciones en su contra, las cuales ha sufrido en varias escalas de su periplo, como en México y Brasil.

“Pero si ese es la apuesta (…) que han hecho le digo de antemano a ese gobierno: les va a salir mal. Ni me voy a quedar en otro país ni me voy a dejar aterrorizar por los actos de odio”, aseveró.

“Quiero ser una periodista incómoda en el presente de mi país y también en el futuro”, dijo ella, al señalar que una de sus prioridades al volver a Cuba será colaborar en la fundación de un periódico “responsable y objetivo” y “que trate de rellenar todas esas lagunas y silencios del pasado”.

Explicó que se opone a la continuación del embargo que EE.UU. ha mantenido contra Cuba desde 1960, “porque no ha impedido la represión y, en cambio, ha servido al régimen de excusa para todo, desde la falta de comida en la mesa cubana a la falta de libertades en los espacios públicos”.

El levantamiento del embargo, al cual se oponen otros disidentes, podría redundar en un fortalecimiento del régimen al traer prosperidad económica, reconoció Sánchez.

“Pero lo que yo conozco y es real para mí es que el embargo no ha impedido la represión”, añadió. —AGENCIAS

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios