Secciones
×

Síguenos en

Evo expropia empresa española de aeropuertos

El gobierno español anunció que replanteará sus relaciones con Bolivia y calificó de "inamistosa" la decisión del gobernante Evo Morales

El gobierno también ordenó ayer el despliegue de militares en los tres aeropuertos "para garantizar la continuidad de los servicios". foto edh / reuters
El gobierno también ordenó ayer el despliegue de militares en los tres aeropuertos "para garantizar la continuidad de los servicios". foto edh / reuters

Por

Feb 18, 2013- 19:00

BOLIVIA. El gobernante Evo Morales expropió ayer la sexta empresa de capital español en menos de un año al tomar el control de una filial de Abertis-Aena, una decisión que repercutirá en la relación bilateral entre ambos países, según advirtió el Gobierno español.

Evo anunció la nueva nacionalización en la ciudad de Cochabamba, en cuyo aeropuerto internacional está la sede de la firma Servicios de Aeropuertos Bolivianos S.A. (Sabsa), que fue ocupada por fiscales, funcionarios y por militares del Ejército.

El Gobierno argumentó que Sabsa ha incumplido con las inversiones en la mejora de los aeropuertos de El Alto (junto a La Paz), de Cochabamba y de Santa Cruz, de los que se hizo cargo en 1997 cuando se privatizó la gestión de esos tres aeródromos.

Desde 2004, Sabsa es una filial de Abertis participada por Aena, consorcio que obtuvo la empresa de la británica TBI, que a su vez la recibió de la estadounidense Airport Group International, la primera en adjudicarse la privatización en 1997.

Evo dijo en el aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba, con el que escenificó la expropiación, que los “privatizadores” pagaron una suma equivalente a casi $4,000 “para administrar los $430 millones que tienen los aeropuertos de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz”.

Agregó que quienes administraron las tres terminales llegaron a obtener beneficios que superan los $20 millones.

Según Evo, la nacionalización de Sabsa fue suspendida varias veces por contactos diplomáticos y bilaterales con España, pero en los últimos días tomó la decisión de hacerlo al afirmar que hay constantes peticiones de que se amplíen y mejoren los aeropuertos.

Al igual que en anteriores expropiaciones se dispuso también que la compensación a Abertis y Aena provenga de una tasación realizada por una empresa independiente “en el plazo de 180 días hábiles”.

Desde España, Abertis mostró su respeto hacia la decisión de Bolivia de expropiar Sabsa, filial de este grupo de infraestructuras y participada por Aena, aunque negó la falta de inversiones aducida por el Gobierno boliviano y confió en obtener “una compensación adecuada”.

La nacionalización de Sabsa fue seguida de inmediato por el despliegue de tropas en los tres aeropuertos gestionados por esa empresa, una práctica habitual tras cada expropiación que la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, justificó como un “gesto simbólico” del apoyo de las Fuerzas Armadas al Estado.

Ayer el gobierno español anunció que replanteará sus relaciones con Bolivia y calificó de “inamistosa” la decisión de Evo.

“Deploramos la decisión tomada por las autoridades bolivianas de nacionalizar la empresa de gestión aeroportuaria Sabsa, propiedad del grupo Abertis y de la Agencia Española de Navegación Aérea (AENA), y en especial la ocupación policial de sus sedes”, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. Calificó la medida de “acto inamistoso que se suma a medidas similares” que decretó antes Evo, por lo que “procederá a replantear el conjunto de las relaciones bilaterales” con el gobierno boliviano. —AGENCIAS

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios