Secciones
×

Síguenos en

Iglesia católica comienza período de Sede Vacante

Benedicto XVI dejó de ser Papa a las 8:00 p.m. de Roma, 1:00 p.m. hora de El Salvador. Partió hacia su residencia de retiro, tras convertirse en el primer pontífice que renuncia en 600 años

Benedicto XVI se trasladó en helicóptero hacia su residencia de descanso. Foto Reuters
Benedicto XVI se trasladó en helicóptero hacia su residencia de descanso. Foto Reuters

Por AP

Feb 28, 2013- 09:50

Benedicto XVI dejó de ser Papa a las 8 de la noche de Roma (1 de la tarde en El Salvador) y la Iglesia católica entró período de Sede Vacante, durante la cual el cardenal Tarsicio Bertone será la cabeza de su Gobierno.

Benedicto XVI finalizó hoy su difícil reinado, tras prometer obediencia incondicional al pontífice que lo suceda en la misión de dirigir a la Iglesia Católica Apostólica Romana, que atraviesa uno de los períodos más críticos en sus 2000 años de historia.

En un gesto simbólico, la bandera papal, amarilla y blanca, fue arreada y la Guardia Suiza se retiró de la entrada de la residencia de verano de Castel Gandolfo, al sur de Roma, mientras las pesadas puertas de madera del recinto eran cerradas.

Al mismo momento, los aposentos papales en el Vaticano fueron cerrados y no serán abiertos de nuevo hasta que se realice la elección del sucesor de Benedicto, quien encabezó la Iglesia Católica por casi ocho años.

Parte del Vaticano

Casi tres horas antes, un helicóptero de la fuerza área italiana despegó del helipuerto del Vaticano transportando al líder católico de 85 años hacia Castel Gandolfo.

Antes de aterrizar en la residencia papal, el helicóptero rodeó la Ciudad del Vaticano y voló sobre el Coliseo y otros puntos conocidos de Roma para dar al pontífice una última vista de la ciudad de la que también es obispo.

Las campanas de la Basílica de San Pedro y de todas las iglesias del sector sonaban mientras el helicóptero sobrevolaba la ciudad.

Antes de partir, el Papa publicó su último tuit desde su cuenta recién abierta en diciembre.

“Gracias por su amor y cariño. Que siempre experimenten la alegría que brinda el colocar a Cristo en el centro de sus vidas”, dijo Benedicto XVI, quien tuvo una emotiva despedida con los cardenales.

“Seguiré estando cerca de ustedes en la oración, especialmente en los próximos días para que acepten completamente la acción del Espíritu Santo en la elección del nuevo Papa”, dijo a los prelados en la Sala Clementina del Vaticano.

“Dios les mostrará que es lo que quiere. Entre ustedes está el futuro Papa, al que hoy declaro mi reverencia y obediencia incondicional”, afirmó Benedicto.

La promesa, hecha antes de que los cardenales se reúnan en cónclave a puertas cerradas para elegir a su sucesor, fue importante porque por primera vez en la historia convivirán en el Vaticano un Papa reinante y un ex Papa.

Benedicto pareció estar mandando un fuerte mensaje a la máxima jerarquía eclesiástica, además de transmitir la confianza para continuar unidos detrás de su sucesor, sea quien sea.

Algunos expertos temen que si el próximo Papa deshace algunas de las políticas del Sumo Pontífice saliente mientras su predecesor aún está vivo, Benedicto XVI pueda actuar como faro de los conservadores y polarizar a los 1.200 millones de miembros de la Iglesia Católica.

Los nombres de los cardenales Peter Turkson, de Ghana, y Antonio Tagle, de Filipinas, son dos de los que más se escuchan como los principales candidatos del mundo en desarrollo.

Articulos Relacionados

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios