×

Síguenos en

Mercados

Las astronómicas cifras detrás del Super Bowl

Más de 190 millones de personas siguieron el evento por TV, celulares o computadoras.

Por Expansión

Feb 06, 2018- 05:30

Es el evento deportivo más importante de Estados Unidos. Además, el Super Bowl tiene una repercusión mundial. Como tal, el partido se convierte también en una operación comercial que mueve miles de millones de dólares. Aquí le proporcionamos algunas de las cifras más importantes.

Además de la gloria, los jugadores de Philadelphia Eagles se quedaron con 112,000 dólares cada uno y levantaron el histórico trofeo que, desde 1967, es obra de la famosa joyería Tiffany & Co.

TE PUEDE INTERESAR:

Nick Foles, el héroe inesperado del SuperBowl

Foles fue la figura del título, como un jugador que tuvo una segunda oportunidad porque el mariscal de campo titular se lesionó. Esta es su historia de superación y fe

Los precios de las entradas oscilaron entre los 3,700 dólares y los 18,774, es decir, los más altos en la historia de la National Football League (NFL). Sin embargo, en el mercado negro podían valer hasta cinco veces más.

Las compañías que se interesaron por aparecer en la tanda publicitaria debieron desembolsar un promedio de casi 6 millones de dólares por medio minuto de espacio.

Parece una inversión escandalosa; sin embargo, las empresas dispuestas a hacerlo saben que se llevan una ganancia que justifica cada centavo gastado.

La transmisión televisiva de este megaevento es todo un acontecimiento en sí mismo. Por eso, la cadena NBC, que compró los derechos por unos 950 millones de dólares por temporada, empleó a aproximadamente 500 trabajadores, más de 100 cámaras y unos 800 kilómetros de cableado para transmitir el duelo del domingo pasado entre los Patriots y los Eagles.

Para la consultora Gallup, casi un tercio de los televidentes están tan o más interesados en las producciones audiovisuales de las marcas que en el partido mismo.

Esta final, al cabo, es el evento de mayor impacto en términos de marketing deportivo: el año pasado, representó un valor de marca de 1,500 millones de dólares.

Los asistentes al estadio dejaron aproximadamente 40 toneladas de basura. Anticipando la jugada, las empresas que proveyeron los alimentos se encargaron de preparar recipientes orgánicos, que pueden convertirse en abono. Esperan darle ese destino al 90 % de los desechos, mientras que el 10% restante será incinerado y generará electricidad.

La tecnología también juega su partido en un deporte que la aprovecha cada vez más.

Los entrenadores se nutren de datos durante el mismo partido. La empresa Zebra Technologies, por ejemplo, es la encargada de forma oficial del “Rastreo de Jugadores en Campo” desde 2014, cuando los jugadores comenzaron a llevar sensores en las hombreras, que emiten radiofrecuencias de 25 señales. Hasta la pelota lleva chips que permiten analizar cómo viaja a través del campo.

Mientras el Tribunal Supremo de EE. UU. se prepara para lanzar un fallo que legalizaría las apuestas deportivas afuera de Nevada, antes del Super Bowl LII se esperaba que los estadounidenses apostaran más de 4,000 millones de dólares, según estimaciones publicadas por la American Gaming Association.

Foto AFP

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios